LA FIESTA DE LA PATRIA


Los músicos de la Fuerza Aérea Argentina participaron del espectáculo que conmemoró los 207 años de la Revolución de Mayo junto a un conjunto de bandas militares de música nacionales e internacionales
Por Lic. Florencia Sosa /Fotos: C° Rocío Martínez


El 27 de mayo, luego del desfile aéreoterrestre que se desplegó en la avenida Libertador, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el marco de los 207 años de la Revolución de Mayo, la Banda Militar de Música de la Fuerza Aérea arribó al Campo Argentino de Polo junto a otras bandas nacionales e internacionales deslumbró a los presentes con un espectáculo único. Durante la jornada también se conmemoró los 35 años de la Gesta de Malvinas.

LA REVOLUCIÓN DE MAYO AL SON DE LA MÚSICA

La tarde gris y fría no impidió que las gradas repletas de familias aguardaran con ansias la llegada de la Agrupación Conjunta de Bandas Militares y, para no hacerlos esperar, la Banda de Música de la Armada de los Estados Unidos los incentivó con una canción antes de comenzar el show.

Al ingresar, las bandas militares argentinas interpretaron la canción “Mi Bandera” y, bajo la dirección del capitán Héctor Patti de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), ejecutaron los acordes de la marcha “Avenida de las Camelias”.

Luego, avanzaron hacia el centro del predio ubicándose frente al palco del lado izquierdo el uniforme azul pizarra de la FAA. Posteriormente, se acercó al micrófono la actriz y cantante Cecilia Milone para entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino.

Mientras que la Agrupación se retiraba con la marcha “Punta Congreso”, desde sus asientos, los niños agitaban sus banderas con profundo entusiasmo.

La Banda “Tambor de Tacuarí” del Regimiento de Infantería 1 “Patricios” realizó una demostración sincronizada y diversos carruseles que atrajeron inmediatamente la atención de los espectadores, quienes aplaudían para acompañar el golpe de los tambores.

Esta banda nació en 1806 y participó de los festejos del 25 de mayo de 1810 junto a los criollos que celebraban la Revolución, por esta razón, no podía estar ausente en este aniversario.

A continuación, fue el turno de la Banda de Concierto del Ejército de Chile que también se hizo presente en el Campo Argentino de Polo en 2016 en el marco de los festejos por el Bicentenario de la Independencia. Se formaron en cruz y realizaron otras diversas figuras hasta incorporar a dos bailarines vestidos con ropas típicas que promovieron la participación del público con aplausos.

Uno de los músicos se acercó al micrófono para cantar “La consentida”, al mismo tiempo que los bailarines se desplazaban por el lugar. Luego, se sumaron instrumentos eléctricos y de percusión para interpretar un repertorio de temas populares argentinos en el que no faltaron temas de los Fabulosos Cadillacs y de Soda Stereo.

Al finalizar su presentación, los músicos gritaron al unísono “¡Gracias totales!” en referencia a Gustavo Cerati, seguido de un caluroso aplauso por parte del público.

Avanzó sobre el predio la Banda de la Armada de Estados Unidos con sede en el estado de Virginia, quienes incorporaron instrumentos eléctricos a un repertorio variado que incluyó temas de jazz y pop. Al interpretar la canción “Can’t stop the feeling” los músicos se unieron en un despliegue coreográfico liderado por dos cantantes: una voz masculina y una femenina. Los espectadores los acompañaron con palmas y los despidieron con un cálido aplauso.

Posteriormente, hizo su ingreso la Banda de Música Especial de la Gendarmería Nacional con un conjunto de marchas militares desplegándose en diferentes grupos que dibujaron carruseles independientes hasta concentrarse en una única formación. En ese instante, interpretaron la canción bandera de la Fuerza, “Águilas de la Frontera”, cuya primera estrofa reza: “Adelante Gendarmería, adelante sin cesar, a la Patria hay que ofrendarle, energía y corrección. Adelante bravos gendarmes, águilas de frontera, sacrificio y obediencia, quiere nuestra institución”.

Por segundo año consecutivo, la Banda de la Real Fuerza Aérea de Marruecos arribó al Campo Argentino de Polo frente a su bandera formando diversas figuras. Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando cada músico alzó en alto la bandera de Argentina y de Marruecos.

Al mismo tiempo que tocaban diversas marchas militares, en un sector del predio los organizadores preparaban la llegada de la agrupación de paracaidistas militares, entre los cuales se encontraba el suboficial principal Luis Ramos de la Fuerza Aérea Argentina. Por unos minutos, el cielo gris fue adornado con los colores celeste y blanco de los paracaídas que se acercaban portando la bandera nacional.

En este lanzamiento conjunto desde un Twin Otter del Ejército Argentino participó personal de las tres Fuerzas Armadas, quienes fueron aplaudidos de pie luego de un emocionante descenso.
Acto seguido, se trasladaron frente al palco para pronunciar su lema “Con el cuero confiado en la tela y puesta el alma en manos de Dios”.

Posteriormente, ingresó la Banda de las Fuerza Aérea de la República Oriental del Uruguay que continuó con las tradicionales marchas militares.

La siguiente presentación estuvo a cargo de la Banda Militar del Regimiento de Artillería 1 “Ituzaingó”, quienes irrumpieron en el escenario con 4 cañones llevados por caballos. Al finalizar su espectáculo fueron rodeados por el resto de la Agrupación de Bandas Militares y se ejecutaron 6 cañonazos que anunciaron la llegada del último tramo del espectáculo.

Bajo la dirección del capitán Héctor Patti, la totalidad de las Bandas se apoderaron del lugar para interpretar la marcha “Avenida de las Camelias”. También se sumó al escenario un niño vestido con el uniforme del Regimiento de Patricios que acompañó a la percusión con su tambor.
A continuación, Cecilia Milone entonó las estrofas de la “Marcha de San Lorenzo”, escoltada por el canto del público. Ésta canción culminó con el grito de “¡Viva la Patria!” que resonó en todos los rincones del Campo.

Poco a poco, las Bandas que integraban la Agrupación fueron retirándose para dar lugar a la Fanfarria Militar del Alto Perú que a lomo de caballo recorrió el escenario para cerrar este evento que conmemoró los 207 años de la Revolución de Mayo.

MÁS QUE UN ESPECTÁCULO

Las Fuerzas Armadas y la Fundación Cáritas llevaron a cabo una campaña solidaria para colaborar con los afectados por las inundaciones en nuestro país. Así fue como el público que asistió al evento entregó alimentos no perecederos para contribuir al apoyo de los damnificados.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS