“MALVINAS DESDE EL AIRE”


Los veteranos de guerra comodoro (R) Héctor Sánchez y el capitán (R) Luis Cervera realizaron una charla en la Biblioteca Nacional de Aeronáutica en la que relataron sus experiencias en el Conflicto de Malvinas como integrantes del Grupo 5 de Caza
Por Lic. Tomás Rioboó / Fotos: C° Rocio Martínez


Durante la tarde del 31 de mayo, la Biblioteca Nacional de Aeronáutica (BNA) recibió decenas de personas entusiastas por interiorizarse sobre la Guerra de Malvinas en su 35° Aniversario y escuchar testimonios en primera persona narrados por sus propios protagonistas: el comodoro (R) "VGM" Héctor “Pipi” Sánchez y el capitán (R) "VGM" Luis “Tucu” Cervera, dos pilotos del sistema de armas A4-B Skyhawk.

La jornada inició cuando los oficiales “Tucu” Cervera y “Pipi” Sánchez, como son reconocidos por sus camaradas, fueron recibidos por el cariño de un auditorio repleto que permaneció de pie ovacionándolos. Aclarando que no se trataba de una clase ni que iban a dar cátedra, explicaron que el objetivo era crear un ida y vuelta con el público y que estaban para responder de forma directa y franca todo lo que vivieron en esa etapa tan trascendental de sus vidas.

Una vez finalizada la introducción se emitió un video donde se presentaron imágenes de la carrera de un militar de la Fuerza Aérea. Imágenes de aviones, helicópteros, entrenamientos y de los propios expositores se sucedieron para concluir con un homenaje a los nueve halcones caídos en combate -sus compañeros del Grupo 5 de Caza- bajo el lema “Por ellos volveremos”.

La química entre Cervera y Sánchez es innegable; el humor y la buena predisposición estuvieron presentes durante todo el evento. Tímidamente decenas de manos comenzaron a alzarse y surgieron preguntas de las más diversas: qué tipo de armamento cargaban los aviones, qué sentían cuando estaban en una misión, cómo se prepararon para la guerra, a qué se aferraban para soportar el día a día y cómo fue el trabajo conjunto con las demás fuerzas, entre otras.

Una de las tantas preguntas funcionó como introducción para que los veteranos interrumpieran por un momento la charla y remarcaran lo importante que fue el rol de la logística en la guerra: “Sacaron a todas las unidades de la Fuerza Aérea de su nido natural y las desplegaron a otro sitio. No es llevar el avión y el piloto nada más, tiene que ir el mecánico, el soldado, el personal que cocina, el hombre que te va a poner el combustible. La Fuerza Aérea desplegó todo el poderío que tenía en ese momento”, fueron las palabras con las que remarcaron la magnitud de la labor que estaban realizando camaradas y compatriotas. “Nunca hubo un ‘no se cumplió una misión porque no llegaban las bombas, no llegaron las municiones, no hay combustible’ ¡Nunca!”, agregaron contundentes.

A partir de ahí continuaron destacando las tareas importantes que no son destacadas o tenidas en cuenta habitualmente. “Los mecánicos trabajaban día y noche reparando los aviones para que al otro día los pilotos salieran a volar” (…) Estaba el soldado que se pasaba toda la noche diez grados bajo cero con el fusil custodiando el bunker donde estaban los aviones guardados, el que cocinaba, el radarista, el artillero, estaban todos los roles, hubo mucha gente”, recuerda Cervera y agrega: “Hay que tener presente a todos estos argentinos que dieron lo mejor de sí para que la misión se cumpla, reflejando que el trabajo en equipo y el valor humano es lo más preciado que tiene la Institución”.

Uno de los momentos más significativos fue cuando “Tucu”, a pedido del público, comentó la anécdota en la que durante una misión sintió que un avión inglés lo perseguía muy de cerca. Utilizó todas sus habilidades para alejarse del enemigo pero éste siempre continuaba presente; no podía creer la habilidad del piloto inglés. Un momento después de vivenciar esa sensación, el piloto argentino se llevó una grata sorpresa al descubrir que estaba equivocado y que no era una aeronave enemiga sino la sombra de su propio avión. El auditorio celebró la historia con mucho entusiasmo.

Así como hubo espacio para la sorpresa también estuvo presente la reflexión. Esto sucedió a partir de la pregunta ¿Cómo siguieron después de la Guerra? Los militares contaron que volvieron a sus respectivos destinos “como si nada hubiese pasado” y continuaron con sus tareas como lo venían haciendo antes del Conflicto, entre ellas adiestrar a las nuevas camadas de pilotos.

El evento finalizó con un aplauso cerrado que hizo vibrar la sala repleta de espectadores, superando la capacidad prevista. Tras agradecer la presencia del auditorio, los pilotos recibieron un presente por parte del secretario general, brigadier José Videla, y el subsecretario y director de la Biblioteca, comodoro mayor Enrique Gómez Olivera.

Una vez concluido el acto, los concurrentes se acercaron a saludar a los veteranos.

Nuevo encuentro

Para aquellos interesados, el próximo encuentro de “Malvinas desde el aire” se realizará el sábado 10 de junio a las 15 horas en las instalaciones del Museo Nacional de Aeronáutica (MNA), ubicado en el partido bonaerense de Morón.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS