“SON EL PRIMER ESLABÓN DE LA CADENA DE VOLUNTADES QUE PERMITEN A LA INSTITUCIÓN SERVIR A LA NACIÓN”


Declaró el jefe del Departamento de Seguridad y Prevención del Cuartel, comodoro Walter Sosa durante la ceremonia de egreso del Curso de Soldados Voluntarios
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: C1° Natalia Gadea


El 21 de julio se celebró el egreso de soldados voluntarios de 2da “e.c.” correspondiente al ciclo 2017 en la Compañía Histórica ubicada en Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El evento fue presidido por el titular de la Dirección de Administración de Personal, brigadier Alejandro Szejner acompañado por el director de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, comodoro mayor “VGM” Arnaldo Favre; el jefe del Cuartel General de la Subjefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, comodoro Claudio Salaverry; el titular de la Asociación Civil Bahía Agradable, comodoro (R) “VGM” Héctor Rusticcini; personal militar superior, subalterno y tropa voluntaria, familiares e invitados especiales.

La ceremonia comenzó con los acordes del Himno Nacional Argentino interpretadas por la Banda Militar de Música del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina “Jorge Newbery” dirigida por el capitán Héctor Patti.

A continuación, el capellán del edificio Cóndor, presbítero Oscar Farías, realizó una invocación religiosa en la que pidió a Dios para que en el desempeño de sus funciones los soldados voluntarios “sean fortalecidos y puedan proseguir animosos en la senda del bien al servicio abnegado de la Patria”.

Luego el capellán bendijo los certificados y reconocimientos a los egresados que se destacaron.
El encargado de pronunciar palabras alusivas fue el jefe del Departamento Seguridad y Prevención del Cuartel General, comodoro Walter Sosa quien destacó que los soldados voluntarios “son el primer eslabón de la cadena de voluntades que permiten a la Fuerza Aérea Argentina servir a la Nación”.

“Hoy han finalizado un duro periodo de selección donde muchos de sus compañeros quedaron en el camino por diferentes motivos lo cual evidencia en ustedes una gran voluntad de superar las exigencias que este curso impone tanto físicas como intelectuales”, afirmó el comodoro y agregó “Este es un día que recordarán por siempre ya que hoy culmina una travesía que se inició hace casi 3 meses durante el cual el agotamiento físico y mental fueron moneda corriente en su transcurrir diario”.

“El logro que han obtenido no es menor y sólo les pertenece a ustedes”, explicó el oficial quien les manifestó que en los destinos que les depare la Fuerza deben demostrar “ser fuertes, confiables, abnegados, humildes y, sobre todo, poseer un gran espíritu de sacrificio”.

El oficial también explicó que los egresados se desempeñarán en tareas administrativa, seguridad y servicios en apoyo a la misión de la Fuerza Aérea Argentina.

Posteriormente, se realizó la entrega de certificados correspondientes. El premio al primer promedio general fue para el soldado voluntario de 2da “e.c.” Germán Müller, quien también se destacó como mejor camarada de la Promoción XXVII. El premio al segundo promedio general fue para la soldado voluntario de 2da “e.c.” Daiana Mónaco.

La ceremonia concluyó con el cálido abrazo de los familiares que se acercaron a celebrar con los protagonistas del evento.

LA HISTORIA DE UN SOLDADO DISTINGUIDO

El soldado voluntario de 2da “ec” Germán Müller fue uno de los egresados que se destacó entre sus pares no sólo por el mérito académico sino también por los valores y sentimiento de camaradería con el que apoyaba a sus compañeros a seguir adelante y a afrontar los desafíos que les deparaba el curso.

En diálogo con Noticias en Vuelo, Müller afirma que se decidió a entrar a la Fuerza por vocación y por su familia: “mi hermano es personal de la Institución y siempre me incitaron a seguir, a hacer el bien, a contribuir al país con lo que se pueda”.

Al respecto, su mamá, Norma García comentó emocionada: “Ni si quiera podía filmarlo porque me agarró desprevenida que le hayan dado esos premios, me daba una idea porque él se esforzaba mucho. Estoy feliz, él lo admiró siempre a su hermano, se llevan 8 años y cuando era más chico se ponía su uniforme”.

El hermano del flamante egresado es el soldado voluntario Nicolás Müller, quien transita su último año dentro de la Institución. Al preguntarle sobre qué siente al saber que Germán sigue sus pasos contestó: “Es un orgullo, es espectacular que pueda vivir de esto, que haya logrado lo que logró, que lo destaquen como mejor compañero porque es más importante que cualquier otro mérito. Ser primer promedio tiene su sacrificio y lo logró por mérito propio”.

Por su parte, Norma explicó que se siente orgullosa de que sus dos hijos hayan recibido el premio al mejor compañero, “para mí es una misión cumplida, lo más importante es la educación pero también la calidad de persona”. Asimismo, comentó que “el capellán también es amigo de la familia así que fue muy especial que diera la bendición”.

Al hablar sobre las distinciones que recibió a lo largo de la ceremonia de egreso, el soldado voluntario confiesa: “es un orgullo, ser el primer promedio se lo debo al apoyo constante de mi familia. Todos somos buenos compañeros, salí elegido en representación de ellos, no siento que sea el mejor, todos somos uno y de eso se trata la instrucción”.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS