LA MISIÓN DE FORMAR A LOS MILITARES DEL MAÑANA


La alférez Ginette Benítez y el cabo principal Diego Benavidez del Instituto de Formación Ezeiza explicaron en qué consiste ser un instructor militar
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: Gentileza IFE



El 28 de julio se conmemora el Día del Instructor Militar por esta razón, Noticias en Vuelo dialogó con la alférez Ginette Benítez y el cabo principal Diego Benavídez quienes desempeñan este rol fundamental en la formación de aspirantes y cursantes del Cuerpo de Servicios Profesionales en el Instituto de Formación Ezeiza (IFE).

Los oficiales para cumplir esta función necesitan realizar un curso en la Escuela de Aviación Militar de 12 semanas aproximadamente donde reciben capacitación pedagógica para poder desempeñarse en cualquier Instituto de Formación. A su vez, el IFE imparte en una semana los conocimientos de todas las áreas específicas del establecimiento educativo. “Como oficial instructor tengo el deber de atender las novedades diarias de los aspirantes e intentar resolvérselas” , comentó la alférez Benítez.

Por su parte, los suboficiales que desean desempeñarse como instructores pueden capacitarse en el Instituto Universitario Aeronáutico. Al respecto, el cabo principal Benavídez, quien cumple el cargo de suboficial instructor dese hace 4 años, explicó que esta formación es de carácter opcional y que en su caso cumplió con los requisitos del curso de Docente Militar Inicial, modalidad a distancia, aunque que también existe una capacitación avanzada. “El suboficial instructor es el que debe convertirse en el espejo donde se ve reflejado el aspirante porque va a ser suboficial en un futuro y eso se aprende a ser a través del suboficial instructor. Es una actividad permanente que se lleva a cabo los 7 días de la semana, las 24hs del día” , explicó el cabo principal.

Además de planificar las actividades que se desarrollarán a lo largo de la semana y de dar instrucción, el suboficial afirmó que también es importante poder contener a quienes están a su cargo: “El aspirante como todo joven de entre 17 y 24 años ante un problema lo primero que hace es hablar con su instructor. Hay gente que viene de muy lejos y nosotros somos su primera opción a quienes recurren en primera instancia. Más allá de formar militares también formamos personas con valores que son propios de la vida militar que se adquieren dentro del Instituto para después aplicarlos a lo largo de su carrera” , explicó el cabo principal.

Al respecto, la alférez agregó que a lo largo de la instrucción “se intenta forjar o apuntar a la calidad de persona que tiene que formarse acá adentro y qué condiciones debe tener. Ésta tarea incluye la promoción de valores, la lealtad, respeto y responsabilidad para que el día de mañana, cuando egresen de acá y se sienten a trabajar al lado del personal militar superior, el subalterno y el igual sea un excelente militar y una excelente persona para trabajar” .


LAS CLAVES PARA SER UN INSTRUCTOR MILITAR

Al consultar sobre cuáles son las características que debe tener un oficial o suboficial para ser un buen instructor militar la alférez manifestó que “tiene que tener prestancia, actitud y lealtad para con el subalterno, dar el ejemplo en todo momento para que el aspirante entienda lo que significa verdaderamente el respeto y la lealtad” .
Al respecto, el cabo principal agregó que también tiene que tener el compromiso necesario para desarrollar esta tarea: “El instructor tiene que estar consciente de que se va a encargar de formar al futuro de la Fuerza Aérea, va a formar el capital más valioso que tiene la Institución: su personal” .

EL NACIMIENTO DE UNA VOCACIÓN

La oficial confiesa que tomó la decisión de incorporarse a la Institución gracias al sentido de pertenencia que le inculcó su familia: “Los valores, el respeto y el honor me llevaron a inclinarme por la Fuerza Aérea” .

Al recordar este momento, el cabo principal comentó que desde chico le interesó la lectura: “leí mucho sobre Malvinas, en especial lo realizado por el primer teniente Guadanini un 23 de mayo de 1982 y leer eso fue por lo que siempre me hizo querer pertenecer a la Fuerza Aérea Argentina. Todo lo que se hizo anteriormente y posteriormente es que nunca concebí nada que no sea pertenecer a la Institución y ese es el orgullo que trato de transmitirle a los aspirantes” .

Al consultarle sobre qué le diría a los interesados en sumarse como aspirantes la alférez Ginette Benítez respondió: “Yo les diría que sigan forjando la lealtad y el orgullo de pertenecer a la Fuerza para el día de mañana juntos poder crear algo mejor” .

Por último, el cabo principal Diego Benavídez concluyó: “Hay un viejo lema que tuvo la Fuerza Aérea Argentina que decía ‘Pertenecer es un orgullo’. Que ellos sientan el honor de vestir el uniforme con todo lo que representa la Institución hoy en día es la mejor retribución que podemos tener como instructores. Sientan el orgullo de pertenecer al glorioso cuadro de suboficiales” .



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS