LAS PRIMERAS BATALLAS CONTRA EL FUEGO


Los aspirantes de la especialidad Contraincendio que ya tienen los cursos de práctica aprobados están habilitados para realizar las maniobras iniciales para desarrollar esta actividad
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: Gentileza IFE


Los días miércoles y jueves los aspirantes de la especialidad Contraincendio del Instituto de Formación Ezeiza (IFE) realizan las maniobras iniciales para combatir un incendio.

El encargado del Servicio Contraincendio del IFE e instructor de la especialidad, cabo principal Leandro Ibarra, explicó que la jornada de adiestramiento comienza temprano armando los equipos, tablas, líneas y mangas, entre otros elementos. “Después se organiza como va a ser el circuito diseñado por el profesor y el servicio, y se lleva a cabo una primera práctica en frío. Así se ve bien cómo se trabaja, se corrigen las falencias y luego se trabaja con temperatura, humo artificial y extinción de incendio”, comentó Ibarra.

Al respecto, otro de sus instructores, el comandante Marcelo Fortunato, oficial del cuerpo de bomberos de Wilde, afirmó que en esta oportunidad van a realizar ataque en un principio de incendio con hidrocarburos.

“Para llevar a cabo esta práctica deberán estar completamente equipados e ingresar en espacios confinados que tienen fuego, calor real y humo artificial. Llevarán el equipo respiratorio con su equipamiento de protección con los que harán un circuito de túneles para rescatar víctimas mientras se sigue sofocando el principio de incendio”, explicó el comandante y agregó: “De esta forma todos los aspirantes junto a los soldados voluntarios, los instructores militares y los instructores civiles de la especialidad ponen en práctica lo que venimos enseñando en el cuatrimestre”.

El especialista remarcó que los simulacros en los que participan los aspirantes están contextualizados en el marco de un accidente aeronáutico: “El bombero aeroportuario que formamos en el IFE tiene dos objetivos, el liderazgo en la extinción de incendio de aeronaves y el combate de incendio estructural que puede ocurrir en las dependencias asignadas. Su meta principal es salvar vidas con los conocimientos avanzados que van a tener de primeros auxilios y rescate“.

“La formación tanto teórica como practica la hacemos en los 10 meses de formación que tienen los aspirantes con un apoyo incondicional entre los docentes de la parte académica como con los instructores militares, que también fueron alumnos nuestros, y tenemos la suerte de tenerlos acá en el destino del instituto porque los formamos y luego vemos los resultados cuando ellos forman a sus pares”, comentó Fortunato.

Durante el ejercicio se llevó a cabo lo que el comandante define como un “trabajo de línea” que consiste en la “consecución de mangueras de incendio unidas con un fin determinado, que es apagar el incendio”.

“Cada aspirante con su rol de incendio tiene asignado el manejo de una manga, se va a encargar de conectar sucesivamente con las otras, y después habrá un jefe de línea, es decir un aspirante que se elige como líder que va verticalmente a dirigir la extinción del incendio”, afirmó Fortunato.

El resto de los aspirantes que forman parte del equipo contraincendio quedan bajo las órdenes del jefe de línea y van a dirigir la extinción del chorro de agua. “A través de esta formación se simula la protección un fuselaje de una aeronave al mismo tiempo que se protege la salida de emergencia de ese habitáculo y se efectúa el rescate con el único objetivo que es salvar vidas”, manifestó el oficial instructor.

Durante la capacitación no sólo se forma al personal en la importancia de trabajar en equipo sino también en los aspectos a tener en cuenta para liderar un grupo: “sabemos que no dejamos de tener bomberos militares, por lo tanto sin desmerecer a los otros cuerpos de bomberos, nosotros tenemos un régimen militar, para eso los formamos y con el espíritu de ley con el sacrificio y la abnegación que tiene el bombero en la Argentina o en el mundo”.

Asimismo, Fortunato declaró que por sobre todas las especialidades de bomberos el objetivo principal sigue siendo salvar vidas y en segunda instancia salvar los bienes que quedan destruidos.

Por su parte, el cabo principal Leandro Ibarra, explicó que para poder ejecutar la parte práctica los aspirantes tienen previamente una instrucción teórica: “en la ejecución de los ejercicios se ve bien el desenvolvimiento del aspirante a bombero donde demuestra en sí lo aprendido en la teoría, como realizan el trabajo en equipo y los resultados finales”.

El siguiente paso consiste en el trabajo de línea y los instructores realizan una devolución a cada aspirante. El resto del personal que dicta estas capacitaciones se compone del cabo primero Diego Vargas y la soldado voluntario Daniela Fernández.

A lo largo de cada práctica los futuros suboficiales se enfrentan a nuevos desafíos que permitirán incrementar su experiencia y con los que consolidarán sus conocimientos para cumplir con su misión.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS