EN PRIMERA PERSONA


Oficiales de la Fuerza Aérea Argentina compartieron sus experiencias vividas en el Hospital Militar Reubicable en Haití y durante la Evacuación Aeromédica de la Base Orcadas, ubicada en la Antártida
Por 1er Ten Scheidler/ Fotos: PC Sonia Pereyra


“En Haití había un solo hospital y era argentino”, fue una de las emocionantes frases que se hicieron eco en la charla que se brindó en el Círculo de Oficiales de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) en la tarde del 18 de octubre. En esta ocasión oficiales de la Institución compartieron sus experiencias vividas en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y durante la Evacuación Aeromédica que se realizó en la Base Orcadas, ubicada en la Antártida.

El encuentro estuvo presidido por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía acompañado por el titular de la Dirección General de Salud, brigadier “VGM” Eduardo Daghero; el secretario del Centro Aeronáutico de Estudios Estratégicos, brigadier (R) “ VGM” Norberto Dimeglio, brigadieres en actividad y en situación de retiro, comodoros, personal militar e invitados especiales.

El brigadier “VGM” Eduardo Daghero abrió el primer módulo de la charla donde hizo un repaso por los hitos más importantes del Hospital Militar Reubicable (HMR), entre los que destacó la ayuda humanitaria que prestó por 13 años en Haití, junto a otras misiones.

En el año 1982 fue trasladado a Comodoro Rivadavia para asistir a los heridos en Islas Malvinas, en 1983 fue enviado a la provincia de Formosa y luego a Resistencia para brindar atención a la población afectada por inundaciones. También participó en misiones internacionales como Mozambique y Kosovo.

Además, el brigadier Daghero aprovechó la oportunidad para enumerar las capacidades del Hospital: “se pueden realizar hasta 4 operaciones quirúrgicas diarias, 40 consultas diarias y de 5 a 10 odontológicas. También cuenta con área de laboratorio, traumatología, ginecología, farmacia y con suministros médicos para trabajar hasta 60 días consecutivos”.

Cabe destacar que el Hospital se auto-abastece por sí mismo mediante una planta energética y una potabilizadora de agua. También cuenta con su propio sistema de comunicaciones y depósito de alimentos.

Luego, la subdirectora médica técnica del Hospital Aeronáutico Central (HAC), vicecomodoro Norma Arnoletto, como primera directora mujer del HMR en la dotación XXIV desplegada en Haití habló sobrela importancia del servicio asistencial que ofrece el Hospital y cerró su discurso afirmando:“Para mí esta experiencia personal superó ampliamente a las expectativas profesionales”.

Posteriormente, fue el turno del director del Escuadrón Sanidad de la VII Brigada Aérea, mayor Mario Colombo, primer y último cirujano que participó en 6 oportunidades de la MINUSTAH. Entre los desafíos profesionales más importantes de su carrera comentó que le tocó ofrecer asistencia sanitaria cuando ocurrió el Hucarán Jeanne de categoría 3 que afectó a Haití en septiembre de 2004: “El agua arrasaba con todo lo que había a su paso y la mayoría de las personas perdieron a sus familiares. El Hospital Militar Reubicable fue desplegado a la zona de desastre por vía aérea y la atención comenzó desde el primer día y se atendía a todo tipo de pacientes”. Para cerrar, se despidió con una emotiva reflexión: “Para mí fue un orgullo representar como médico y como militar a la República Argentina”.

Luego llegó el turno del mayor Martín Vallone, actual director de DIBPFAA en la ciudad de San Carlos de Bariloche, quien participó de la Misión de Paz XI en Haití, cuando ocurrió uno de los terremotos más fuertes registrados en el país: “En menor medida el Hospital también fue afectado por los temblores, sin embargo, en tan solo una hora se puso en condiciones las instalaciones y se comenzó con la atención de pacientes”.

“Los insumos no alcanzaban y tuvimos que improvisar, en la playa de estacionamiento evaluamos a los pacientes según la triage (se los clasifican según la gravedad) y en 24 horas habíamos atendido a 800 pacientes, la mayoría con problemas de traumatismo e incluso asistimos a una parturienta”, confesó el oficial.

Por último, la capitán Ángeles Borsato, actual auxiliar del Departamento Clínico del HAC que participó en tres ocasiones de la Misión de Paz en Haití compartió con los presentes uno de los momentos más difíciles de su carrera luego de la catástrofe del Huracán Matthew en el 2016. En esta oportunidad, el equipo médico brindó asistencia a un total 2014 pacientes en 20 días.

El 28 de agosto se dio por cumplida la Misión de Paz en Haití y se arrió la bandera argentina. La MINUSTAH pasó a ser historia para Naciones Unidas pero quedará marcado a fuego en el pueblo haitiano que en los momentos más difíciles hubo un solo hospital y era argentino.


RESCATE Y RIESGO: LA DIFÍCIL MISIÓN A LA BASE ORCADAS

En el segundo módulo de la charla el tema tratado fue la evacuación aeromédica que se realizó en la Base Orcadas en el mes de julio cuando un Twin Otter de la FAA logró aterrizar después de algunos intentos frustrados debido a las malas condiciones meteorológicas.

Al respecto, el capitán Gastón Valussi, piloto del sistema de armas Twin Otter DHC-6 perteneciente a la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia y comandante de la aeronave durante la misión, expresó: “ Creo que tuvimos momentos con sin sabores, uno de los más difíciles fue cuando tuvimos que cancelar momentáneamente la operación, nosotros estábamos pendientes de la situación médica del paciente y el hecho de cancelarlo nos tomó casi todo el día después juntarnos los tripulantes y ahondar voluntades para seguir adelante. También tuvimos momentos muy gratos como el día 29 de julio cuando pudimos realizar la operación completa, eso nos llenó de honor y orgullo y por supuesto lo más importante: haber salvado la vida de una persona”.

Por su parte, el primer teniente César Zapata, quien se desempeñó como jefe de la Sección Medicina y fue integrante del Escuadrón Evacuación Aeromédica, mostró material fotográfico para que el auditorio comprenda como estaba dispuesta la aeronave para realizar la evacuación y se expresó nostálgico al recordar que su enfermera no pudo acompañarlo a Orcadas por problemas con el peso del Twin Otter, sin embargo, aprovechó la ocasión para destacar la labor del técnico de la aeronave que días previos tomó clases sobre asistencia en evacuaciones para poder colaborar y facilitar la tarea.

Cabe destacar que también estuvo presente el vicecomodoro Marcelo Pulenta, quién fue el comandante de la aeronave C-130 Hercules, encargado de trasladar al paciente desde la Base Marambio a Usuahia para que finalmente pueda ser intervenido quirúrgicamente.

Parra cerrar la charla, el presidente del Centro Aeronautico de Estudios Estrategicos, brigadier general (R) “ VGM” Rubén Montenegro hizo uso de la palabra: “Estos son hechos quedarán en la historia de nuestra Fuerza Aérea. Es importante apreciar el especial valor agregado de contar con el testimonio de quienes fueron partícipes de los hechos, lo que hemos escuchado no hace más que destacar la irrenunciable voluntad de la Institución de comprometerse en la ejecución de la misión ya sea en el rol de local o internacional”.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS