EJERCICIO CÓNDOR III


Aspirantes y cursantes del Instituto de Formación Ezeiza participaron de la tercera edición de la maniobra que se centró en el simulacro de un conflicto bélico
Por Lic. Florencia Sosa


Del 27 al 31 de octubre aspirantes y cursantes del Instituto de Formación Ezeiza participaron del Ejercicio Operativo Cóndor III donde aplicaron los conceptos teóricos y prácticos que incorporaron a lo largo del año en el contexto de un conflicto bélico.

LOS CIMIENTOS DE LA BASE
Para la realización del adiestramiento los aspirantes fueron los responsables de armar las instalaciones de la Base Aérea Militar Cóndor con el asesoramiento de los instructores. Al respecto, el aspirante Walter Vera de la especialidad mecánico de taller explicó que a lo largo de una semana se ocuparon de armar la estructura mientras que las instalaciones eléctricas estuvieron a cargo de la especialidad de Vigilancia y Control Aeroespacial (VyCA) mantenimiento.

Uno de los desafíos que se sumó a la experiencia de este teatro de operaciones fue hacerle frente al clima. Sobre este aspecto, el cursante Arq. Ezequiel Fernández declaró “tuvimos varios días de lluvia, la Base está llena de barro y charcos por todos lados. Ahora estamos trabajando en el mantenimiento y abastecimiento de la Unidad”.

La cursante Rocío Vazquez también es arquitecta y comentó que su especialidad se ocupa de solucionar cualquier inconveniente que tenga que ver con estructuras “desde desagües pluviales, acondicionamiento de los refugios de emergencia y del trazado de las zanjas, entre otras tareas”.

UN ADIESTRAMIENTO INTEGRAL

El jefe de Compañía, primer teniente Pablo Fernández manifestó “durante la maniobra hacemos una comprobación de todas las especialidades conforme a los cursos regulares del Instituto de Formación Ezeiza junto a los cursantes del Cuerpo de Servicios Profesionales para que cada uno pueda ver cómo se desempeña y se integra con otro tipo de funciones”.

“También se lleva a cabo una etapa de supervivencia donde todos los aspirantes y cursantes aplican los conceptos de supervivencia en combate en ambientes hostiles”, continuó Fernández.

El jefe de Compañía del Curso de Servicios Profesionales, primer teniente Jonatan Benítez, agregó que “el Ejercicio simula el desempeño de una Base Militar de despliegue operativo. Se divide en diferentes servicios entre los que se encuentran operaciones y una plana mayor que ofrece asesoramiento a un jefe de bando, quien sigue las directivas del jefe del Ejercicio, el comodoro Luján” .

“Los cursantes son diariamente exigidos hasta ciertos límites que ya fueron prefijados por el director del Ejercicio. Al ser futuros oficiales de la Fuerza Aérea Argentina desempeñan cargos como jefes de diferentes servicios y como jefe de turno tanto en puestos fijos como en móviles y patrulla de exploración, reconocimiento y combate que funciona en los diferentes eventos que se van realizando” , explicó el oficial.

El cursante Exequiel Garelik es Lic. en Sistemas y en la maniobra cumplió funciones de jefe de turno como guardia de seguridad. “También cumplimos turnos en los servicios a los que pertenecemos como profesionales, en mi caso, estoy en la parte de operaciones en el servicio de Ciberdefensa y Seguridad Informática en el cual trabajamos con interferencia de señal le pasamos inteligencia donde ellos analizan la situación”, comentó Garelik.

Por su parte, la aspirante Julieta Bottaro de Tránsito Aéreo explicó “lo que mi especialidad realiza se basa en el control del espacio aéreo y plan de vuelo, llenando planillas de vuelo y en la torre controlando aeronaves”.

CONOCIENDO SUS FUTUROS DESTINOS: EL APOYO DE LAS UNIDADES DE LA INSTITUCIÓN

En el Condor III también participaron diferentes Unidades de la Institución prestando asesoramiento y contribuyendo a la formación de los aspirantes, que en un futuro se convertirán en los destinos de los próximos egresados de la casa de estudios.

Este es el caso del cabo primero Cristian Salles del Grupo III de Vigilancia y Control Aeroespacial de la I Brigada Aérea: “Estamos a cargo de todas las comunicaciones como RTI, telefonía digital, enlace satelital, radio enlace”.

Otro ejemplo del personal desplegado para acompañar el adiestramiento de los aspirantes es la cabo primero Karen Marquez, controladora de Tránsito Aéreo “mi función dentro del Ejercicio consiste en darle instrucción a los aspirantes de la especialidad sobre qué es lo que tienen que hacer en la torre de control en caso de una emergencia”.

Asimismo, El suboficial mayor Enrique Espínola cumple funciones como encargado de Meteorología de la I Brigada Aérea: “Estamos dando instrucción básica en meteorología. La idea es que recopilen datos meteorológicos para darle a otras dependencias como Tránsito Aéreo para que sepan las condiciones climáticas del lugar en el momento preciso”.

“Estamos trabajando con una estación meteorológica automática con transmisor en el campo y un receptor, que es una consola de recepción dentro de la oficina que es la que recopila todos los datos como viento, dirección, intensidad, visibilidad, el techo de nubes o fenómenos significativos y la presión atmosférica para los niveles de vuelo que necesitan”, concluyó el suboficial.

Al respecto, el aspirante Álvaro Rodríguez de la especialidad meteorología compartió con Noticias en Vuelo en qué consistía el trabajo que estaba realizando: “Estoy recopilando todos los datos que nos llegan y marco hora por hora las situaciones importantes que tenemos en las últimas horas para dejar asentado lo que observamos y de este modo transmitirlo a las torres de control o a las operaciones que lo requieran”.

“Elegí esta especialidad porque siempre me atrajeron los fenómenos meteorológicos, cómo se desarrollaban y cuáles son los factores que hay que tener en cuenta”, confesó Rodríguez.

Otro de los responsables de la capacitación es el personal civil Edgardo Pompillo, docente en enfermería, quien instruye a los aspirantes de apoyo sanitario a nivel teórico – práctico junto a suboficiales enfermeros. “Atendemos pacientes con patologías circunstanciales que son propias del ejercicio como puede ser una dobladura de tobillo aunque también trabajamos con actividades de simulacro. Se están desempeñando muy bien”.

En este sentido, el primer teniente Benítez concluyó que los aspirantes y cursantes “con este tipo de adiestramiento ponen a prueba todos los conocimientos y criterios en función a las exigencias que son puestas por los instructores o subinstructores”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS