MÁS ALLÁ DEL FIN DEL MUNDO


La dotación 49 realizó el cruce a la Antártida y llegó a la Base Marambio para quedarse
Por 1er ten Scheidler


El 7 de noviembre fue una fecha particular para todos los integrantes de la dotación 49, comenzaba la primera parte del cruce a la Base Marambio donde pasarían un año completo. El gigante del aire, el C-130 Hercules ya estaba listo y los aguardaba paciente en la plataforma de la I Brigada para emprender el viaje con destino final el Continente Blanco.

Uno de los momentos mas emotivos fue la llegada de los familiares se acercaron a la I Brigada para despedirse de sus seres queridos.

Al llegar la hora de partir, el director de la Dirección de Asuntos Antárticos , comodoro Enrique Videla, dirigió unas palabras a los integrantes de la nueva dotación: “Les espera un año maravilloso, diferente, donde se van a enfrentar con lo mejor y peor de cada uno, pero es una actividad que poca gente tiene el orgullo de hacer”.

El comodoro aprovechó la ocasión para darles unas palabras de aliento : “ Muchas gracias por el apoyo que les están dando. Van a ver que estas personas que se están yendo van a regresar cambiadas, se van a engrandecer personalmente”, finalizó el comodoro.

PRIMER ARRIBO

Alrededor de las 9 de la noche la dotación 49 arribó a la plataforma antártica del aeropuerto “ Piloto Civil Norberto Fernández” de la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz donde fueron recibidos por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía, acompañado del titular de la Base Aérea Militar Río Gallegos, comodoro Juan Piuma y por el vicegobernador de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Juan Carlos Arcando.

Cabe destacar que en esta oportunidad hubo invitados especiales de las distintas Fuerzas Armadas y de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) entidad con la que recientemente la Fuerza Aérea Argentina firmó un convenio para mejorar el gimnasio de la Base Marambio y para que los integrantes de la dotación puedan acceder a consultas online con nutricionistas.

Para cerrar esta jornada las autoridades y los invitados compartieron una cena de camaradería en el Casino de Oficiales de la Base donde fueron agasajos por el vicegobernador quien les obsequió un presente.

LA LLEGADA AL DESTINO FINAL

En horas de la mañana del 8 de noviembre la dotación 49 se preparó para dejar atrás Río Gallegos y embarcarse en un vuelo de 3 horas con destino final Base Marambio donde los aguarda un año lleno de nuevas experiencias y desafíos.

La Antártida les dio la bienvenida con un cielo reluciente y soleado .

A lo largo de la ceremonia se percibieron emociones encontradas entre quienes se van y los que llegaron para quedarse. Este evento estuvo encabezado por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía acompañado por el jefe de Base saliente, vicecomodoro Enrique Martínez y por el entrante, vicecomodoro Gustavo Bruschini.

El comodoro Martínez , aprovechó la ocasión para dirigirse a la dotación que estuvo bajo su mando por 1 año: “Esta fue una campaña que debido al incremento de la operación aérea con el sistema de armas C-130 Hercules se requirió de un mayor esfuerzo de todo el personal, evidenciando un alto grado de profesionalismo y compromiso para con la misión y además, de algo transcendental, la calidad humana de cada uno de los integrantes de esta dotación”.

Además, se refirió a la evacuación aeromédica que se realizó en Base Orcadas dónde participó DCH-6 Twin Otter de la IX Brigada Aérea y un C-130 Hercules de la I Brigada Aérea: “Esto resaltó la importancia del trabajo en equipo con el Comando Operacional de la Fuerza Aérea Argentina y con los comandos superiores de las Fuerzas Armadas, el apoyo entre las distintas Bases radicadas en la Antártida y el profesionalismo de cada área de trabajo de Marambio”.

Una vez finalizada la ceremonia, la dotación 48 festejó su misión cumplida en el continente blanco con amistosos abrazos, que reflejaron el vínculo de compañerismo y solidaridad que el grupo consolidó durante todo el año. Luego, los presentes fueron invitados a compartir un ágape.

Al momento del brindis, el brigadier mayor Charadía, se dirigió a los miembros de la dotación 49: “Sé que dejaron mucho en el continente, familiares, amigos y trabajo y acá se van a probar a sí mismos como lo hizo la 48 y todas las dotaciones anteriores, así y todo, sé que lo van a hacer, están preparados y concentrados para lograrlo”.

“Sepan que este es un lugar donde prima el sentimiento antártico que tiene un cierto código que no está firmado que es la solidaridad, independiente de qué bandera flameé en cada mástil”, finalizó el brigadier mayor.

En diálogo con Noticias en VueloEl nuevo jefe de la Base Marambio, vicecomodoro Gustavo Bruschini , habló a cerca de lo que significa ocupar este cargo : “Para mí es un gran orgullo dado que es una de las bases más significativas que tiene la Fuerza Aérea por la misma misión que representa por el apoyo a la ciencia y por la presencia de personal argentino en el Continente Antártico".

Al preguntar qué les pediría a la dotación 49, expresó: “Fidelidad, cohesión, y compromiso. Fidelidad en el sentido de tener fé de creer en lo que uno está haciendo acá y estar convencido. En lo que es cohesión estar siempre unidos, propiciar el espíritu de equipo y de cuerpo.Y el compromiso es con la misión, lo que venimos a hacer acá es para la Nación algo importante”.

Y llegó el momento en que los integrantes de la dotacion 48 se despidieron de la Base que fue su hogar y los albergó durante un año. Siempre quedará marcado en sus corazones el lema de la Base Marambio: “Cuando llegaste, apenas me conocías. Cuando te vayas, me llevarás contigo”.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS