114 AÑOS DE PERMANENCIA EN EL CONTINENTE BLANCO


En la Base Marambio se realizó una ceremonia conmemorando el desempeño de Argentina en la Antártida
Enviados Especiales: 1er Ten Sheila Lyall/Alf. Melina Fernández


El 2 de noviembre de 1902 comenzó una expedición de William Spiers Bruce que partió desde Escocia con el objetivo de cumplir trabajos científicos en el cuadrante del mar de Weddell. El buque “Scotia” que trasladaba a Bruce y sus hombres, quedó aprisionado por el hielo una vez que se encontraba dentro de las latitudes antárticas y por ese motivo los científicos decidieron invernar en la isla de Laurie. “OmondHouse” es considerada la primera casa-habitación en Orcadas del Sur, construida por estos hombres para resguardarse de la bravura del viento polar.

Luego de este primer antecedente de asentamiento en el Continente Blanco, el “Scotia” logró emprender rumbo a Buenos Aires buscando reaprovisionamiento y reparaciones posicionando a la Antártida en la mira de la sociedad de ese entonces.

El doctor Bruce con el fin de continuar su investigación propone al gobierno encabezado por el entonces presidente, Julio Argentino Roca, ceder los derechos del refugio realizado por él y su equipo al estado argentino.

Este acuerdo sería de suma importancia para Argentina, no solo el interés científico, sino también político, práctico y el establecimiento permanente de una instalación oficial del gobierno argentino en la Antártida.

Desde ese primer paso para nuestro país sobre los hielos polares ha transcurrido más de un siglo de gloria y sacrificio y se establece el 22 de febrero como “Día de la Antártida” porque el regreso del “Scotia” al continente blanco sumó a su expedición ciudadanos argentinos quienes una vez arribados izaron allí el pabellón nacional.

Es entonces que año tras año en las diferentes bases que nuestro país posee, se realizan ceremonias conmemorativas para recordar este hito tan trascendental y en esta oportunidad la Base Marambio hizo lo propio con personal de la dotación 49°, autoridades e invitados especiales.

El comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Oscar Charadía presidió la ceremonia junto al jefe de la Base, vicecomodoro Gustavo Bruschini.

Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, el vicecomodoro Bruschini pronunció palabras alusivas donde hizo un repaso sobre la historia del establecimiento de nuestro país en la Antártida y la importancia de las tareas que se realizan cada año para mantener la operatividad en esa zona tan inhóspita.

En esta ocasión, el personal destinado en la Antártida contó con la visita especial de la secretaria para los Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias, Susana Villata del Ministerio de Defensa, quien realizó un recorrido por las Bases Marambio, Esperanza y también tuvo la oportunidad de visitar el rompehielos Almirante Irizar que volvió a las operaciones tras el siniestro sufrido en 2007.

“NO PUEDO ELEGIR UNA IMAGEN, ME LAS LLEVO TODAS”

Noticias en Vuelo conversó con Villata en el regreso a Buenos Aires a bordo del Fokker F-28 de la FAA. “La verdad es que fue única, había intentado poder entrar a Marambio los primeros días del año, el paisaje me enamoró”, comentó en relación a esta experiencia de conocer la Antártida.

La funcionaria comenzó su relato hablando de la importancia de nuestra Base en todo el proceso de la campaña: “Por ser importante puerta de entrada y de tránsito permanente no existe la posibilidad que lleguemos a las otras bases si no vamos por Marambio”. Luego hizo referencia al recibimiento del personal que está destinado cumpliendo tareas en el continente blanco “la verdad que no sólo que me he sentido extremadamente cómoda porque me sentí como en mi casa en cada uno de los lugares que recorrí; la amabilidad de la gente, el compromiso y el entusiasmo que se contagia… bueno eso es único”.

Al vivir en carne propia las formalidades militares, Villata expresó su sentimiento acerca de la ceremonia del Día de la Antártida en la que participó: “Fue emocionante poder tener de fondo los témpanos, la bandera argentina y poder entonar el Himno Nacional, nos quebramos todos”.

“Lo más importante es transmitirle a la gente la emoción por estar en ese lugar, después del trabajo conjunto y mancomunado de cada una de las dotaciones. Estamos todos con el uniforme anaranjado, no se reconoce a que Fuerza pertenece cada persona porque todos trabajamos con un objetivo”.

“El entusiasmo, la entrega y el compromiso de cada uno. No hacía falta que nadie dijera nada, todos sabía lo que tenían que hacer. Eso es importantísimo, eso es la logística, eso es trabajo en equipo y tener un mismo objetivo: que la campaña sea un éxito porque eso significa apoyar a toda la gente que se sacrifica, que decide estar allá y que es nada más ni nada menos que ocupar el suelo que consideramos que es argentino y que fuimos los primeros en llegar y en poder conmemorar los primeros 114 años de la primera llegada de un argentino a la Antártida, no puedo elegir una imagen, me las llevo todas”, la secretaria expresó de este modo el compromiso que tiene todo el personal de las Fuerzas Armadas destinado allí.

“En mi carrera este es un hito que voy a atesorar, hablo de la Antártida y me emociono”, expresó.
De cara al futuro, la secretaria de Servicios Logísticos para la Defensa y Coordinación Militar en Emergencias se refirió a los planes futuros y que visión recogió de esta visita que será de suma importancia para trabajar de ahora en más: “El objetivo es empezar a pensar ahora en la campaña que viene. Sabemos que tenemos los recursos escasos y el objetivo es optimizarlos (…) Necesitamos optimizar los recursos y ver como damos el mismo servicio utilizando menos combustible para cumplir con el Tratado, para el compromiso ecológico, para el menor consumo de combustible que redunda en beneficios porque si uno reduce el uso de combustible puede invertir en poder ampliar o reconstituir algunos depósitos o sectores que están deteriorados. Tenemos que ir incorporando en una planificación año a año recursos y no se logra de un día para el otro".

Finalmente reparó en la preocupación por las condiciones de todos aquellos que prestan servicios en el continente antártico: “Siempre hay que tratar de mejorar el lugar para que nuestros hombres y mujeres que ocupan las bases tengan el confort necesario”.-


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS