“EL COMANDO ESTÁ EN MARCHA, EL AVIÓN ES SUYO”


Con estas sentidas palabras el brigadier mayor Oscar Charadía dejó en manos del brigadier Alejandro Amorós la jefatura del Comando de Adiestramiento y Alistamiento
Por 1er Ten. Daiana Scheidler/Fotos por Horacio Sica
ingrese descripcion de la imagen ingrese descripcion de la imagen ingrese descripcion de la imagen ingrese descripcion de la imagen ingrese descripcion de la imagen


En horas de la tarde del 8 de marzo, la I Brigada Aérea, ubicada en El Palomar, tuvo una gran convocatoria; personal militar de la II, III, IV V, VI, VIIy IX brigadas aéreas y de las bases aéreas militares Morón, Mar del Plata y de la Dirección de Vigilancia y Control del Aeroespacio colmaron la plataforma del Hangar del sistema de armas F-28. Con los aviones C-130 Hercules de fondo, esperaban pacientes el cambio de autoridad del Comando de Adiestramiento y Alistamiento.

La ceremonia fue presidida por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein, acompaño por el subjefe, brigadier Gustavo Testoni, brigadieres y comodoros en actividad, civiles e invitados especiales.

La Banda Militar de Música de la Base Aérea Militar Morón, “Jorge Newbery” al mando del suboficial mayor Juan Ocampo, interpretó los acordes del Himno Nacional Argentina. Luego, el capellán de la Unidad, presbítero Claudio Raby realizó una invocación religiosa.

Posteriormente, el brigadier mayor Oscar Charadía se dirigió a los presentes : “Hace dos años en esta misma Unidad tuve el honor que me confirió el brigadier general Amrein de comandar este Comando, cargo que acepté con alegría pero con la incertidumbre del desafío importante de llevar adelante los designios de este destino”.

Continuó sus palabras, explicando los pilares primordiales del Comando de Adiestramiento y Alistamiento: “El primero es adiestrar las tripulaciones en el aire y en tierra, alistarlos para cuando sea necesario entregarlos al componente que corresponda para que cumplan su misión. Ese adiestramiento y alistamiento sucede en las Unidades, las Bases y las Brigadas que dependen de este Comando. Todo el personal, oficiales, suboficiales, tropa voluntaria y civiles se adiestran y alistan para cuando llegue el momento, y me lo han demostraron en cada una de las visitas que pude hacer a lo largo de estos dos años”.

“El segundo deriva de la misión principal de la Fuerza, entregar los medios y recursos de la Nación al Comando Aeroespacial para cubrir el control aeroespacial, misión ineludible de la Fuerza Aérea. En este punto con esfuerzo se han logrado objetivos, que día a día fuimos apuntalando en la operativa frontera”, explicó el brigadier mayor.

“El tercer pilar del Comando se perfila hacia el sur, la Antártida. El esfuerzo que significó mantener un puente aéreo con medios propios durante todo el 2017, Ese se logró, principalmente gracias al esfuerzo de esta Unidad, con el sistema de armas C-130 Hercules y de su tripulación, que no claudicaban en estar días y semanas para cumplir con la misión de abastecer a Marambio, lo que significó mil horas de vuelo o 76 cruces al Continente Blanco”.

El momento más emotivo de su discurso se vivió cuando expresó su agradecimiento a la Fuerza Aérea Argentina por los 40 años que lo acobijó: “Es momento de hacer un paso al costado y de despedirme de las filas activas de esta Institución, llevo 33 años felizmente casado, he pasado por varias mudanzas y cambios de destino, señor brigadier general, le pido permiso para dirigirme a mi lugar de aterrizaje”.

Al finalizar sus palabras, el brigadier general Víctor Amrein puso en funciones al flamante comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier Alejandro Amorós, quién hizo entrega al brigadier mayor Charadía de la banderola que lo acompañó durante toda su gestión. Para culminar el acto, los efectivos formados desfilaron ante el palco de autoridades al son de “Alas Argentinas”.

Las autoridades presentes fueron invitadas a compartir un vino de honor en el Casino de Oficiales de la I Brigada Aérea y al momento del brindis el nuevo comandante, brigadier Amorós, aprovechó la ocasión para expresarse: “Quiero agradecer al brigadier general por depositar la confianza en mí para ejercer este prestigioso cargo que es para todo militar, la máxima aspiración operativa. Conozco las Unidades que dependen de este Comando y sé del compromiso de su personal y quiero asegurarles, a cada hombre y mujer que compone este Organismo, ya sea en el lugar del país en el que estén, que me comprometo a hacer mi máximo esfuerzo”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS