UN HOMENAJE ESPECIAL EN EL CENOTAFIO DE MALVINAS


El 2 de abril se realizó en el Cenotafio en Pilar una ceremonia para conmemorar el Día del Veterano de Guerra y de los Caídos en la Guerra de Malvinas
--


El 2 de abril en el Cenotafio de Pilar, que se destaca por recrear el cementerio de Darwin, se realizó una ceremonia especial para conmemorar el Día el Veterano de Guerra y de los Caídos en la Guerra de Malvinas.

Allí fue presentado un Mirage M V Dagger C-434 de la VI Brigada Aérea de Tandil donado por la Fuerza Aérea Argentina que acompañará al C130TC-67 Hércules que se entregó en comodato en diciembre de 2017.
El objetivo de esta iniciativa es reconocer el valor y la entrega de los veteranos de guerra de Malvinas por parte de la Institución.

Durante la ceremonia, el “VGM” Carlos Felizzola del Departamento de Veteranos de Guerra de Pilar pronunció palabras alusivas en las que destacó la importancia de reconocer a quienes se involucraron para que “el Cenotafio llegue a ser, como soñamos, un punto neurálgico del país”.

“Una vez más nos convoca la convicción del ‘no olvidar’, de decir ‘Presente’ para honrar la vida de los que encontraron la muerte por defender su Nación. A pesar de los 36 años que han pasado desde aquel abril de 1982, seguimos poniendo en alto los nombres de nuestro héroes fallecidos en Malvinas”, afirmó Felizzola y agregó: “Hay 649 razones por las cuales nunca debemos claudicar a este tipo de homenajes”.

“Por eso estamos acá, haciendo honor a nuestros héroes, haciendo honor a la demostración de amor más sublime que un ser humano puede expresar: entregar la vida por defender su país, darlo todo a cambio de nada, manifestar un amor genuino, sin dobleces, y estar convencido que la causa es más importante que su propia persona. ¡Eso es ser un héroe! Ellos han sabido ganarse ese título”, manifestó el veterano de guerra.

A continuación, explicó que “hoy nos siguen inspirando para rescatar los valores perdidos que tanto necesitamos como Nación. Nos siguen dando el empuje necesario para seguir contando la historia ejemplar de los héroes de Malvinas. Las islas son mucho más que un pedazo de tierra, son sinónimo de entrega, de valor, de abnegación, de coraje, de grandeza y de sacrificio”.

Por último, señaló a las cruces que integran la réplica del cementerio de Darwin y concluyó: “Simplemente, porque un día ellos lo dieron todo, todos los días daremos honor a ellos”.

Posteriormente, el secretario general de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier Fabian Otero, recibió un presente en reconocimiento por el aporte realizado por la Institución.

RESEÑA HISTÓRICA DEL MIRAGE V DAGGER C-434

En el marco del desarrollo del Conflicto del Atlántico Sur, el avión de la Fuerza Aérea Argentina Mirage V Dagger C-434 arribó a Comodoro Rivadavia como primer refuerzo en la dotación de los Escuadrones el 12 de abril de 1982.

El 16 de abril a las 09:50 horas, el C-434 realiza la primera travesía hacia Malvinas conformando una sección de 2 aviones al mando del jefe de Escuadrón, mayor Juan Carlos Sapolski y en este avión el entonces capitán Norberto Dimeglio.

Con un total de 1.036 millas náuticas de vuelo y 2 horas y 43 minutos de duración, dos Mirage M V Dagger sobrevolaron el Aeropuerto y la ciudad de Puerto Argentino y fueron saludados por todas nuestras tropas que estaban en la Isla.

La autonomía del avión no permitía un perfil de ataque seguro, debido al consumo de combustible, por lo que de inmediato se programó un re-despliegue de los Escuadrones a las Bases de San Julián y Rio Grande, a efectos de acortar las distancias hacia los objetivos en Malvinas. Estas bases de operación serían mantenidas durante casi todo el conflicto.

De esta forma, el C-434 conformó la dotación inicial del II Escuadrón Aeromóvil M-5 Dagger con asiento en San Julián.

El 1º de mayo, Día del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea, a las 16:45 este Escuadrón realiza el primer ataque contra la flota británica, atacando un destructor y dos fragatas que estaban realizando cañoneo naval al Aeropuerto de Puerto Argentino provocando severos daños a los buques.
La Escuadrilla “Torno” estaba formada por el entonces capitán Norberto Dimeglio, primer Teniente César Román y el teniente Gustavo Aguirre Faget que tuvieron el privilegio de asestar el primer golpe contra la flota británica.

El C-434 realizó salidas de combate, atacando a la flota británica el 9, 21, 23 y 24 de Mayo, estos últimos días claves de lo que se llamó la Batalla de San Carlos, lugar elegido por la flota británica para realizar el desembarco.

Los M-5 juntamente con los Escuadrones de A-4 B y A-4 C “Skyhawks”, Canberras, Pucarás y Mirage III, dieron una dura batalla contra la flota inglesa, provocando severas pérdidas en su fuerza de desembarco.

La última misión del C-434 se llevó a cabo el 24 de mayo integrando la Escuadrilla “Plata” al mando del entonces capitán Jorge Dellepiane volando este avión conjuntamente con al primer teniente Carlos Musso y el primer teniente Mario Callejo, atacaron la costa del puerto San Carlos, lugar donde se concentraba una gran cantidad de pertrechos y municiones del desembarco. Si bien pudieron volver a su base, el C-434 presentaba el parabrisas delantero fisurado por la metralla enemiga y aunque afortunadamente no afectó la operación del avión ni tampoco a su piloto.

Por las características de la avería, la aeronave fue reparada de emergencia y el día posterior retornó a Tandil para la remoción y recambio completo del parabrisas. No retornó al teatro de operaciones.

El Escuadrón de San Julián terminó sufriendo una sola baja el teniente Carlos Castillo, muerto heroicamente en combate el 24 de Mayo. Mientras que el escuadrón de Rio Grande murieron el primer teniente José Ardiles y los tenientes Juan Domingo Bernhardt, Pedro Bean y Héctor Volponi.

Asimismo, es importante destacar la labor de los mecánicos y armeros para el cumplimiento de la misión: los oficiales, suboficiales y personal civil del Grupo Técnico 6 de Tandil desplegados en las 2 bases de operación fueron los artífices del mantenimiento de estos aviones y permitieron el sostenimiento de los vuelos que diariamente desplegaban hacia Malvinas.

El espíritu del personal también se ve plasmado en la presentación del C-434, realizada por el Grupo Técnico 6.

A posteriori del Conflicto del Atlántico Sur, los Escuadrones Dagger adoptaron nombres indicativos por la cual hoy se los individualiza: el 1º Escuadrón Aeromóvil M-5 Dagger de Rio Grande “Avutardas Salvajes” y 2º Escuadrón Aeromóvil M-5 Dagger de San Julián “La Marinete”.

Fuente: Gentileza brigadier mayor (R) “VGM” Rubén Gustavo Zini




Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS