RELATOS DE MALVINAS


Semana a semana, el comodoro “VGM” Héctor Rusticini acerca su perspectiva de las historias de la guerra a las nuevas generaciones
Por Lic. Florencia Sosa


Todos los miércoles de abril a las 8 de la mañana en el hall de la Dirección General de Personal y Bienestar, el titular de la Asociación Civil “Bahía Agradable”, comodoro “VGM” Héctor Rusticini, relata las efemérides semanales del Conflicto del Atlántico Sur a las nuevas generaciones de la Fuerza Aérea Argentina. Como excepción, el martes 17 de abril se llevó a cabo el encuentro para repasar los sucesos de la Gesta de Malvinas.

CREACIÓN DE LA BASE AÉREA MILITAR CÓNDOR

El 15 de abril de 1982 se creó la Base Aérea Militar Cóndor. Al respecto, el comodoro afirmó: “Nosotros teníamos una gran tarea en la Base Aérea Malvinas con todo el material que llegaba por vía aérea. Teníamos tres aviones descargando, uno despegando, uno por aterrizar y cinco esperando para descargar lo más variado que ustedes puedan pensar. La mayoría de las cosas llegaron por aire, muy pocas cosas por mar”.

Para descomprimir este movimiento se creó la Base Aérea Militar Cóndor cerca del pueblo de Goose Green donde operaba el sistema de armas IA-58 Pucará: “Se necesitaba gente, por eso llamamos a personal de la Guarnición Aérea Córdoba, el jefe de Base fue el vicecomodoro Wilson Pedrozo y el vicecomodoro Oscar Vera Mantaraz, jefe de Operaciones; el mayor Miguel Navarro, jefe de Escuadrón Aéreo; el mayor Jorge Zaporta, jefe de Escuadrón Base y el jefe Técnico, el mayor Carlos Argente que alternaba entre las dos bases”.

“Todo esto significó un esfuerzo muy grande. Desde Puerto Argentino hasta Goose Green había un solo camino consolidado que tenía una sola mano. Un día, el personal del Grupo Construcciones manejaba un camión y, en sentido contrario, venía una columna de Ejército; los nuestros se tuvieron que tirar hacia el barranco para dejarlos pasar y, por el tipo de tierra que tiene Malvinas, el camión se empezó a hundir y tuvimos que buscar una máquina para sacarlo. El suelo era malo para transitar pero era muy bueno para el impacto de las bombas porque absorbían el golpe”, comentó el comodoro.

Por su parte, el oficial relató que “al mismo tiempo se seguían las tratativas entre el canciller argentino, el inglés y el enviado norteamericano para lograr el status quo y no llegar al Conflicto. En esta instancia fue muy importante la participación del presidente peruano, quien hizo muchísimas cosas en pos de la Argentina”.

“El día 20 de abril el jefe de la Fuerza Aérea Sur, brigadier Ernesto Crespo, vino con todo su Estado Mayor y toda su gente a ver qué necesitábamos”, explicó el titular de la Asociación Civil “Bahía Agradable” y agregó: “Yo les conté que el clima de Malvinas era muy crudo, ustedes van a ver ahora que hay 2º y -2º, ustedes no saben cómo se pudren los alimentos no perecederos aún con esa temperatura. Por esta razón, un compañero mío me recordó que en el Grupo Abastecimiento Palomar había un freezzer portátil y lo llamé al brigadier Crespo para pedírselo. Al día siguiente un suboficial vino en un vuelo lo trajo y pudimos comer carne fresca durante todo el Conflicto sin que se echara a perder”.

“La flota inglesa venía avanzando, estaba a casi mil millas y calculamos que alrededor del día 30 de abril iban a estar cerca de la isla, como efectivamente lo estuvieron, pero esa es otra historia que les contaré la semana que viene”, concluyó el oficial haciendo referencia al miércoles 25 de abril que en el microcine del edificio Cóndor el comodoro Rusticini continuará con el relato.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS