SE RECORDÓ EL 36° BAUTISMO DE FUEGO EN EL EDIFICIO CÓNDOR


La sede central de la Fuerza Aérea Argentina realizó un acto en las instalaciones del Helipuerto. Estuvo encabezado por el inspector general y contó con la presencia de veteranos y familiares
Por 1er. Ten Laura Pereyra


Durante la mañana gris y lluviosa del martes 1° de mayo, personal militar en actividad y en situación de retiro, soldados voluntarios y civiles -mayormente de la Guarnición Aérea Buenos Aires- se convocaron frente al Edificio Cóndor para rememorar el 36° Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea en la Guerra de Malvinas, fecha que recuerda su primera intervención en el Conflicto.

Fue presidido por el inspector general, brigadier “VGM” Mario Rovella, acompañado por veteranos de guerra y sus familiares, ex jefes y altas autoridades de la Institución, agregados aéreos y de Defensa destinados en nuestro país e invitados especiales.

Tras la entonación del Himno Nacional, el capellán del Hospital Aeronáutico Central, presbítero Luis Ioele, ofreció una invocación religiosa para recordar la gesta y el accionar de nuestro personal y el ayudante del inspector general leyó la nómina de los caídos a los que se les dedicó un minuto de silencio.

Luego se dio lectura también a las palabras del titular de la Institución, brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein, en las que expresó que “el 1° de mayo de 1982 nuestros pilotos volaron para recuperar la soberanía sobre el territorio y la más joven de las Fuerzas Armadas de la Nación le demostró al mundo entero que la unión hacía la diferencia y que era el primer eslabón de una cadena de sucesos que tiempo después marcaría un paradigma indiscutible”.

Haciendo especial hincapié en nuestro personal aseguró: “Oficiales, suboficiales, soldados y civiles nos demostraron que por amor a la Patria valía la pena tomar valor, coraje y determinación para enfrentarnos en un teatro de operaciones con fuerzas claramente dispares”.

“Por esos años, no éramos la fuerza aérea más potente de Latinoamérica, sin embargo, debido al adiestramiento adquirido durante la formación militar, nuestros pilotos demostraron que la Fuerza Aérea Argentina era el semillero de los aviadores de combate, hombres que se convirtieron en el norte de todo joven que aspira a ser piloto militar”, afirmó el brigadier general en su reflexión, dedicando un especial reconocimiento a los veteranos y a los familiares de los 55 caídos.

Como broche de cierre, los efectivos formados fueron parte de un desfile final al son de la Marcha “Alas Argentinas”.

Repensando Malvinas

Tras finalizar la ceremonia, la División Prensa, dependiente del Departamento Comunicación Institucional, organizó un encuentro con veteranos de guerra y periodistas de diversos medios de comunicación con el objetivo de generar un espacio para repensar la causa Malvinas desde la perspectiva del Bautismo de Fuego.

Con resultados sumamente fructíferos, participaron el brigadier (R) “VGM” Ernesto Catalá, auxiliar de operaciones del Componente Aéreo y actual presidente de la Asociación de Pilotos de Caza; el brigadier (R) “VGM” Luis Herrera, piloto de Lear Jet 35 A que integró el Escuadrón Fénix; el comodoro (R) “VGM” Carlos Martínez, jefe del Escuadrón Aéreo M-V Dagger en Río Grande; el comodoro (R) “VGM” Gustavo Aguirre Faget, piloto de M-V Dagger que formó parte de la Escuadrilla “Torno” y el “VGM” Jorge Prelooker, aviador civil que participó de los vuelos planificados por Aerolíneas Argentinas.

Por su parte, se hicieron presentes Jorge Sánchez Parra de Télam; Ignacio Mansini de la Revista Defensa y Seguridad y Juan Natalicio, integrante del Observatorio de Malvinas de la Universidad de Lanús.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS