LA UTN MALVINENSE


En el aula magna de la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires se realizó un homenaje a los estudiantes que participaron en la Guerra de Malvinas. Contó con la presencia de integrantes de la Fuerza Aérea.
Foto: C Daniel Marrone


Durante la noche del martes 14 de agosto se realizó un evento para honrar a los estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) que participaron en la Guerra de Malvinas. El evento tuvo lugar en la imponente aula magna con la que cuenta dicha institución en la sede del barrio de Almagro, Ciudad de Buenos Aires.

La celebración comenzó con los invitados, familiares y personal de la universidad llenando las butacas de la sala. El locutor presentó el evento y la bandera argentina ingresó al salón escoltada por los más de 20 honrados héroes que participaron en uno de los conflictos bélicos más importantes de nuestra Nación. Una lluvia de aplausos de varios minutos reflejó el cariño y respeto hacia los combatientes.

Entre los integrantes del público se encontraron los directivos y decanos de diversas sedes de la UTN; representantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea (FAA) y el ministro consejero de la Embajada del Perú en Argentina, Stephan Mutze, quien pudo oír en reiteradas ocasiones el agradecimiento por la labor del país latinoamericano que colaboró por nuestra soberanía.

La UTN tiene una relación muy especial con la causa malvinense. Durante esa época muchos de sus alumnos debieron abandonar o pausar sus estudios para participar en la Guerra. Una vez finalizado el combate, la institución ofició como lugar de contención y motivación para aquellos jóvenes que regresaron de Malvinas y decidieron realizar una carrera universitaria. De esta manera se escribieron diversas y numerosas historias de vida que emocionan, personas que encontraron un lugar para potenciarse, aprender, crecer y convivir con el dolor que se genera luego de un suceso tan traumático.

Guillermo Oliveto, decano de la UTN Buenos Aires, realizó un profundo discurso en el que se explayó acerca de lo significativo que es realizar esta segunda jornada homenaje a los alumnos que participaron en Malvinas; conmovido y buscando las palabras que estén al nivel de las circunstancias decidió finalizar su discurso con la más profunda honestidad y simpleza: “Quiero decirles desde el corazón, a cada uno de los veteranos de guerra, familiares y quienes estén presentes acá algo muy simple desde esta familia tecnológica: GRACIAS”. La UTN vibró con aplausos.

A continuación llegó el turno de Feeed, una banda de rock que tomó el escenario con una propuesta muy particular: reflejar el legado malvinense a través del arte y la música sin bandera política. La banda está conformada por 5 amigos que encontraron inspiración creativa en todas las narraciones e historias que escucharon de los ex combatientes y las transmiten con melodías potentes y rápidas. Una de las canciones más ovacionadas fue “A dos minutos del blanco”. Este tema surge a partir de un encuentro casual en la estación de Retiro que tuvo el cantante de la banda con un piloto de la Fuerza Aérea que participó en la guerra. En esa breve charla el curioso artista le consultó al oficial cuánto tiempo pasaba desde que el piloto veía al enemigo, esos puntitos negros en el mar que eran los navíos británicos. El piloto le respondió que cuando los visualizaba sabía que estaba a dos minutos del blanco. De esta forma surgió esta obra que se puede escuchar en Youtube, a continuación compartimos el estribillo:
“…Y a 2 minutos del blanco
Siento que vos estás aquí
Toda mi Patria junto a mí
Y a 2 minutos del blanco
El infierno se desató
Un Halcón en persecución
Es lo que soy”

Al terminar el recital la UTN reconoció al personal de las Fuerzas Armadas que permitió contactar a los veteranos de cada institución respectivamente. El encargado de la FAA en facilitar esta tarea y ser el nexo con la Universidad fue el cabo principal Gonzalo Noli, quien recibió una distinción por su labor.

Para finalizar la jornada se realizó la entrega de placas a los alumnos malvinenses. Entre los más de 20 héroes había 6 de la Fuerza Aérea. El brigadier Américo Baiutti, el brigadier Carlos Tomba, el comodoro Luis Ortiz, el soldado conscripto Norberto Rejidor, el personal civil convocado Alberto Mendolicchio (que era piloto de Aerolíneas Argentina) y el personal civil Francisco Pulice quien era uno de los dos homenajeados que había finalizado la carrera universitaria antes de ir a la Guerra.

A la hora de recibir el reconocimiento, el brigadier Tomba se acercó al micrófono y se dirigió al auditorio. Tomba fue piloto del sistema de armas Pucará y se recibió en la UTN como Ingeniero en Calidad, su rostro transmitía alegría y gratitud por lo que estaba sucediendo. Su discurso fue preciso, corto y contundente: “Quiero agradecer a la Universidad Tecnológica por este reconocimiento que no asumo como propio sino que lo asumo en nombre de los 649 camaradas que quedaron y de aquellos que Dios nos dio la oportunidad de defender nuestra Patria. No hay más alto honor para aquellos que sentimos el uniforme y lo sentimos hoy como parte de nuestra vida que cumplir con ese juramento que el General San Martín nos dio desde Mendoza cuando inició su campaña para liberar América. Somos hijos de ese sentimiento. Somos hijos de ese espíritu que nos hace combatir hasta en los momentos más difíciles. Si unimos el conocimiento de la universidad al espíritu, a la voluntad y los principios seremos capaces de hacer una Patria más grande, libre y soberana. Gracias”. Los invitados aplaudieron de pie, incluso hubo gritos a forma de gratitud.

Concluida la actividad los veteranos subieron al escenario y se dieron un abrazo grande frente a cámaras y celulares que inmortaliza y documenta esta emotiva noche. El legado malvinense está más vivo que nunca.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS