FORMARSE NO TIENE LÍMITES


Para orgullo personal e institucional el director de Estudios Históricos, desde hace 18 años, obtuvo su Doctorado en Historia
Por 1er. Ten. Laura Pereyra. Fotos: Gentileza Com. (R) Aranda Durañona


“La patria alada. Factores que debilitaron la cohesión institucional de la aeronáutica argentina entre 1945 y 1955” es el nombre de la tesis de posgrado que defendió en el mes de agosto el comodoro (R) “VGM” Oscar Aranda Durañona, director de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea Argentina desde hace casi dos décadas.

En diálogo con Noticias en Vuelo el piloto de caza y licenciado en Sistemas Aeroespaciales contó que desde que pasó a situación de retiro en 1992 se dedicó a profundizar su espectro en el área de la lectura, sobre todo Historia Argentina, y a escribir textos literarios como parte de un taller que hizo durante 5 años en la Sociedad Argentina de Escritores. “En mi familia había una herencia literaria, pero tenía una faceta dormida que descubrí muchos años después”, asegura el comodoro.

En 1997 publicó una novela de ficción sobre Malvinas que ganó diversos concursos y según su perspectiva “tuvo bastante éxito”, trascendiendo a la Institución. “Ese fue el comienzo”, afirma.

En el año 2008 comenzó el Doctorado en Historia en la Facultad de Historia, Geografía y Turismo de la Universidad del Salvador y ocho años después de terminar de cursar logró presentar y defender la ansiada tesis en la que a través de 400 páginas expone información inédita a la que tuvo acceso gracias al destino en el cumple funciones.

“El tema abordado es bastante complejo pues se trata de una época controvertida de la historia política argentina, como lo fueron las dos primeras presidencias del general Perón, momento que coincide con el comienzo de la vida autónoma de la Fuerza Aérea Argentina (…) Ahora me propuse publicarla en un libro y colaborar con la búsqueda de antecedentes para dejar a las generaciones venideras una información debidamente documentada sobre las acciones y obstáculos que se vencieron para defender, en 1982, la posesión y soberanía de los islarios nacionales usurpados por el Reino Unido en el Atlántico Sur”, relata Aranda.

Dicho compilado, que obtuvo una excelente nota final, fue defendido ante familiares, amigos y pares militares que lo ovacionaron de pie. “Siempre me gustó la historia, pero nunca había realizado un estudio metódico de un segmento particular como es la aeronáutica. Este destino me motivó a continuar capacitándome y para mí fue un desafío. No paro de tener satisfacciones. Este sin dudas es un logro personal más de los que vendrán”, manifestó orgulloso.

“La vida es como una bicicleta. Para no perder el equilibrio hay que seguir pedaleando”

Desde siempre, el comodoro aplica en su vida este lema que lo guía diariamente en sus acciones. Casado, con cuatro hijos y 10 nietos, asegura que no tiene techo para todo lo que le gusta hacer y que “hasta que pueda escribir y tenga cabeza para pensar voy a seguir estudiando y perfeccionándome. Para mí, la mejor forma de pasar el tiempo es escribiendo, inspirado con música clásica de fondo”.

Además de su rol actual y de su pasión por la escritura literaria, el oficial intervino, entre otros productos, en la coordinación general y corrección del contenido histórico del libro “El vuelo del cóndor” que narra el proceso constitutivo de la Fuerza Aérea hasta el centenario de su creación a la vez que actualmente forma parte de la comisión BANIM (Batalla por Nuestras Islas Malvinas) que trabaja con extremo rigor académico para actualizar la historia sobre la participación de la Institución en el Conflicto del Atlántico Sur y está integrada por 24 oficiales retirados.

Este mes el comodoro cumple 18 años al mando de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) y en el lapso de este tiempo, según sus palabras, los logros son numerosos y producto exclusivo del trabajo de un selecto equipo de especialistas y apasionados por el estudio de la historia de la aeronáutica argentina. La organización y dirección de cuatro congresos internacionales sobre esta área en los que participaron investigadores nacionales y extranjeros y los saltos cualitativos en materia de archivística como la digitalización y la adquisición de una máquina para el escaneo de documentos de grandes dimensiones.

Haciendo una introspección y un balance de lo que significa para él dirigir la DEH, Aranda finalizó: “Tener la responsabilidad de concentrar todo lo referente al acervo aeronáutico para mí es un honor. Sobre todo, me enorgullece que las sucesivas conducciones de la Fuerza sigan confiando en mi desempeño”.





Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS