BELL 212: 40 AÑOS DE COMPROMISO Y ESPIRITU DE CUERPO


En la VII Brigada Aérea se conmemoró el cuadragésimo Aniversario del sistema de armas Bell 212 y se celebró el egreso del personal militar del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Helicópteros de Combate y del Curso de Operaciones Especiales y Apoyo Comando
Por 1er ten Scheidler/ Fotos: SA Osre


En la mañana del 6 de diciembre en la Plaza de Armas de la VII Brigada Aérea, ubicada en la localidad de Moreno, provincia de Buenos Aires, se realizó una emotiva ceremonia para conmemorar el 40° Aniversario del sistema de armas Bell 212 en la Fuerza Aérea Argentina.

Asimismo, también se celebró el egreso de los pilotos militares del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Helicópteros de Combate (CEPAHC), junto al personal militar superior y subalterno del Curso de Operaciones Especiales y Apoyo Comando (GOE).

El evento fue encabezado por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Alejandro Amorós, acompañado por el comandante Aeroespacial, brigadier Juan Janer; el jefe de
Estado Mayor del Comando de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier Pedro Girardi; el director general de Planes Programas y Presupuestos, brigadier Xavier Isaac; el jefe de Brigada, comodoro Eduardo Baiocco.

Para dar comienzo a la ceremonia la Banda Militar de Música del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, “ Alas Argentinas” entonó las estrofas del Himno Nacional y el capellán de la VII Brigada Aérea, presbítero Néstor Morón realizó una invocación religiosa y bendijo los diplomas que más tarde fueron entregados a los flamantes egresados.

Posteriormente, el jefe de Escuadrón I Bell 212/412, mayor Nicolás De Natale, pronunció palabras alusivas en las que resumió innumerables tareas de Búsqueda y Rescate que realizaron los Bell 212 desde su ingreso a la Institución: campañas antárticas, lucha contra el fuego, misiones de paz y agrupación presidencial.

El mayor De Natale, hizo una mención especial a la actuación del Escuadrón durante la gesta de Malvinas: “En abril de 1982, fueron desplegados a las Islas dos Bell 212, que operaron desde el teatro de operaciones Malvinas, mientras que el resto de los helicópteros lo hicieron desde el Continente para enfrenar un desafío, que esta vez seria más duro y desigual”.

“A lo largo del conflicto cumplieron tareas de Búsqueda y Rescate recuperando pilotos y náufragos. También, realizaron misiones de exploración y reconocimiento junto al Grupo de Operaciones Especiales, donde particularmente participaron en la búsqueda y captura de los últimos Royal Marines de la guarnición británica”, explicó el mayor De Natale.

Estas heroicas acciones de los militares que formaron parte de este sistema de armas rotativas en Malvinas, sentó las bases de la conmemoración del Día del Helicopterista: “Nos referimos a la primera misión exitosa de Búsqueda y Rescate en Combate, realizada el 21 de mayo de 1982, en la que se rescató al mayor Tomba, que había sido derribado aquella tarde en su Pucará”.

Por último, el mayor De Natale, cerró su discurso con una emotiva frase: “Sólo me resta decir que siempre que la Institución lo necesitó, hubo un Bell 212 disponible para cumplir con la tarea asignada. Y, a la espera de nuevos desafíos, estos helicópteros aguardan órdenes para volver a desplegar”.

En esta ocasión se ofreció un reconocimiento a los veteranos de Guerra de Malvinas que actuaron en el Conflicto del Atlántico Sur. Con este sistema de armas y se hizo una mención especial a María Angélica Giordano de Pose, esposa del comodoro (R) Oscar Pose Ortiz de Rosas, quién se desempeñó como jefe del Escuadrón Aeromóvil durante el Conflicto del Atlántico Sur.

En aquel entonces, cuando los helicópteros volaban muy cerca de los radares de Malvinas, no podían recibir las alertas que notificaban que las patrullas enemigas estaban próximas, debido a que las transmisiones de tipo HF son a larga distancia. Entonces María Angélica, con un equipo también HF instalado en una departamento del barrio aeronáutico de El Palomar, recibía las advertencias del radar y hacia de retransmisora entre el radar de Malvinas y los helicópteros que estaban operando, y con palabras simples, les alertaba cuando eran acechados por patrullas aéreas de combate enemigas.
Para cerrar, se realizó un minuto de silencio, en conmemoración a los caídos en actos del servicio.

¡ME ATREVO!

Con motivo de conmemorar el egreso de los pilotos militares del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Helicópteros de Combate (CEPAHC). El jefe de Grupo Aéreo, comodoro Alejandro Tumino, se dirigió a los flamantes pilotos: “Jóvenes aviadores, creo que ya comenzaron a entender lo que significa pertenecer a la especialidad avanzada de helicópteros, los cambios en lo planificado a último momento, fecha de partida pero no de repliegue, una muda de ropa junto a la cartera de navegación… y la lista podría ser infinita. Pero esto es lo que elegimos y es lo que queremos, por eso, mi consejo es: apóyense fundamentalmente en dos valores, el compromiso y el espíritu de cuerpo”.

Luego, lo siguió el jefe del Escuadrón 2 Escuela, mayor Duartes Uribe, quién se dirigió a los egresados del GOE: “Un regimiento de paracaidistas franceses que combatió en Argelia tenia por lema ¡Me atrevo!, a simple vista no significa casi nada, pero en realidad, encierra muchos significados: Me atrevo a tomar el riesgo, a soportar las exigencias del curso, a pasar necesidades y soportar las inclemencias del clima, me atrevo a nadar de noche en aguas frías para llegar a mi objetivo, a lanzarme en paracaídas, a marchar con equipo completo 30, 40 o 60 kilómetros, me atrevo a atreverme”.

“Quien arriesga gana, ustedes han ganado, según las características que se auto exigen las boinas verdes. Han sabido mantener la motivación y dedicación necesaria para lograr el objetivo”, finalizó el mayor Duartes Uribe.

Posteriormente, se hizo entrega a los egresados de los correspondientes diplomas e insignias que los habilitan con su especialidad correspondiente y los presentes pudieron disfrutar de un pasaje de helicópteros Bell 212 y Hughes 500. Al finalizar la ceremonia, los presentes fueron invitados a compartir un ágape en el Casino de Suboficiales.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS