LA PROMOCIÓN VIII DEL CIPRA CELEBRÓ SUS BODAS DE ORO


El evento se realizó en el Instituto de Formación Ezeiza y permitió el reencuentro entre los suboficiales y sus instructores
--


El Instituto de Formación Ezeiza recibió a los integrantes de la Promoción VIII del Centro de Instrucción Profesional de Aeronáutica (CIPRA) quienes celebraron sus Bodas de Oro acompañados de sus familiares.

La comitiva fue recibida en el patio del Pabellón Estudio por el director del Instituto, comodoro Rodolfo Guillamondegui, quien manifestó el “orgullo de recibir a ex alumnos del Instituto en esta otra etapa de la vida” y destacó la “vocación, el cariño y amor a la Patria que se ve reflejado en sus semblantes”.

Continuaron la visita con una recorrida por las instalaciones del centro educativo, que les recordó la camaradería y la formación que recibieron de sus instructores en los comienzos de su carrera militar.

La ceremonia central estuvo presidida por el director de Administración de Personal, brigadier Víctor Sybila y fue acompañado por las autoridades del Instituto; veteranos de la Guerra de Malvinas; instructores y sub-instructores de la VIII Promoción; el suboficial de Unidad, personal militar superior, subalterno, civil y docente civil de la Unidad.

La jornada continuó con la entonación del Himno Nacional Argentino, ejecutado por la Banda Militar de Música “Teniente Benjamín Matienzo”, seguida de la invocación religiosa efectuada por el capellán del Instituto, presbítero Claudio Raby: “Gracias Señor, por el don inestimable de ser suboficial de la Fuerza Aérea Argentina. Quédate siempre con nosotros y déjanos sentir tu presencia”.

Posteriormente, se leyó la orden del día por medio de la cual se nombra a los integrantes de la Promoción VIII como “Huéspedes de Honor”. A continuación, su presidente, suboficial mayor (R) Luis Alberto Agüero, se dirigió a los presentes con emotivas palabras: “Recordamos con nostalgia los momentos vividos en este Instituto, alegrías, tristezas, anécdotas y sinsabores; añorando siempre todas esas circunstancias, que forjaron a fuego nuestro temple y valores de la vida”.

Uno de los momentos más emocionantes fue el descubrimiento de la placa, la colocación de una ofrenda floral y el toque de silencio en memoria de los integrantes de la promoción que fallecieron.

El cierre de la ceremonia estuvo coronado con un desfile terrestre.

Fuente: Instituto de Formación Ezeiza


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS