EN EL FRENTE DE BATALLA


Combatiendo científicamente en la "guerra silenciosa" que azota al mundo, la mayor Marcelina Bentancourt relata cuál es su rol como bioquímica y oficial de la Fuerza Aérea Argentina
--
La My. Marcelina Bentancourt junto a sus dos hijos


Buscando formarse como militar y aportar sus conocimientos académicos, en el año 2003 Marcelina Bentancourt se sumó a las filas de la Fuerza Aérea Argentina al realizar el Curso de los Servicios Profesionales con el título de Bioquímica, con el que egresó con el grado de primer teniente. Graduada en la Universidad Nacional de Córdoba, más tarde se especializó en Bacteriología Clínica en la Universidad de Buenos Aires.

"La vocación de servicio desde el área de la salud, y a instancias de mi padre que siempre admiró a la Fuerza Aérea, confluyó en mi decisión de ingresar a la Institución que me permitió el ejercicio de mi profesión desde un lugar que trasciende la prueba del laboratorio con un enfoque de servicio", inicia su relato la actual mayor Bentacourt.

Destinada en el Área Material Río IV, el Hospital de Córdoba, el Hospital Aeronáutico Central y tras cumplir funciones durante un año en la misión de paz que nuestro país tuvo en Haití, actualmente y desde 2018 la mayor se desempeña como jefe del Escuadrón Sanidad del Área Material Río IV y, en paralelo, trabaja como bioquímica bacterióloga en el Hospital San Antonio de Padua de dicha ciudad, como parte del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Regional Gran Río Cuarto.

Ante la necesidad de contar con profesionales formados adecuadamente y teniendo en cuenta sus destacados antecedentes, el Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba le solicitó colaboración a la Fuerza Aérea requiriendo que se la exceptúe de sus funciones como jefe de Escuadrón para ser destinada full time al Programa de Detección y Diagnóstico Rápido del Sars-Cov 2, cuya firma se concretó en el mes de agosto.

Atendiendo la actual situación de contingencia por la pandemia y en virtud de la Declaración de Emergencia Pública Sanitaria, la mayor explica que "junto con un grupo de profesionales cada día libramos, o más bien, contribuimos a hacer frente a este virus que azota a la humanidad. Si se quiere, se puede hablar de una guerra contra un enemigo invisible: el Sars-Cov 2 es altamente contagioso y exige una inmediata respuesta y accionar en conjunto”.

Desde que se sumó al proyecto, ocupa el cargo de Coordinación y Supervisión en el Procesamiento y Diagnóstico por Real Time, cuya primera etapa implica la recepción de muestras, la inactivación del virus y el aislamiento del material genético.

La segunda etapa la realiza la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y después, en forma conjunta, se interpretan los resultados que son informados al sistema de salud de la provincia de Córdoba.

En este sentido, gracias al trabajo mancomunado de las tres instituciones, toda la etapa diagnóstica se está llevando a cabo en Río Cuarto, lo que evita que las muestras sean trasladadas al Laboratorio Central de Córdoba capital, y permite que se obtengan los resultados de manera más rápida y no se sature el sistema de salud.

Como explica la bioquímica, la ciudad de Río Cuarto es la segunda en la provincia de Córdoba que logra un diagnóstico rápido acortando el tiempo de 48 a 72 horas en prácticamente 10 horas, lo que conlleva un beneficio para toda la comunidad al poder dar el alta más rápido a los pacientes y no colapsar el sistema sanitario.

Mamá de dos hijos: el primer teniente Franco Moreno Bentancourt, piloto de caza de nuestra Institución, y Martín de 6 años, la mayor alterna sus días entre el hospital y su casa.

"Sin dudas, cada día conlleva una larga y agobiante jornada laboral por la responsabilidad que implica dar un diagnóstico en el contexto de una pandemia. Llego a mi casa y tengo que asumir el rol de mamá y ama de casa; hacer las tareas domésticas y las escolares, ya que mi hijo más chico reclama la atención que necesita", cuenta la mayor y finaliza: "Así y todo, al final de cada jornada, nada se compara con la satisfacción del deber cumplido y el orgullo de pertenecer a la Fuerza Aérea y poder, desde mi vocación de servicio y mi profesión, ayudar para combatir este flagelo mundial".


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS