ENTREGA DE MAPAS A LA VII BRIGADA AÉREA


Ezequiel Martel imaginó plasmar en una lámina las coordenadas exactas del lugar donde nuestros hombres cayeron en sus misiones durante la Guerra de Malvinas. Ya entregó numerosas láminas encuadradas que se exponen en las salas históricas de múltiples organismos
--


El 11 de diciembre, Ezequiel Martel, personal civil de la Fuerza Aérea Argentina e hijo del Héroe de Guerra Nacional (Ley 24950) mayor PM Rubén Héctor Martel, realizó la entrega de dos láminas de Malvinas con la ubicación de las posiciones de los 55 héroes de la Fuerza Aérea Argentina en las dependencias de la VII Brigada Aérea, donde fue recibido por el jefe de la Unidad, comodoro Alejandro Tumino, y por el jefe del Grupo de Operaciones Especiales, comodoro Gustavo Fernández.

Ezequiel Martel lleva con él una historia conmovedora que comienza en el año 1982. Cuando él tenía solo 10 meses, su padre, el mayor (PM) Rubén Héctor Martel, entregó su vida por la patria en el Conflicto del Atlántico Sur, el 1º de junio, a bordo de un Hércules C-130 E, matrícula TC-63. Los restos del avión yacen a unos 70 kilómetros mar adentro, en algún sitio del fondo submarino de la isla Borbón.

El joven contó que desde niño "soñaba con plasmar en un mapa de las Islas Malvinas la posición en la que cayeron los 55 héroes de la Fuerza Aérea Argentina. Cuando era cadete del Liceo Aeronáutico Militar y en cada ceremonia del Bautismo de Fuego se pronunciaba la fórmula de rigor que decía ‘murieron por Dios y por la patria’ y todos respondíamos ‘presentes’, en mi mente se me aparecía la imagen de las Islas y pensaba que no existía un mapa de la ubicación donde yace cada caído”.

Luego de meses de exhaustivo trabajo, Ezequiel logró cumplir su sueño y hoy en la lámina se puede visualizar cada punto exacto donde los soldados alados cayeron durante sus misiones, con una descripción detallada de sus nombres completos, grado pos mortem, sistema de armas y el escudo correspondiente.

En este camino que emprendió hace meses, el hijo del héroe ya entregó numerosas láminas encuadradas -que solventó con ahorros propios- que se exponen en las salas históricas de múltiples organismos. El primero en recibirla fue el Liceo Aeronáutico Militar, y le siguieron la Escuela de Aviación Militar, la Escuela de Suboficiales y las I, IV y V Brigadas Aéreas.

En palabras de Ezequiel, el objetivo de este proyecto personal es que cada cuadro esté exhibido en todas las unidades y dependencias de la Fuerza Aérea Argentina para que los integrantes de la familia aeronáutica y los amantes de nuestra Institución sepan dónde permanecen nuestros héroes haciendo guardia eternamente.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS