COMENZÓ EL SEMINARIO SAN JUAN DE CAPISTRANO, EL PRIMER SEMINARIO CASTRENSE


Este nuevo espacio tiene como objetivo formar a los futuros capellanes castrenses de nuestro país
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: C Daniel Marrone


El 10 de marzo, se llevó a cabo una misa en la Capilla San Lucas para conmemorar la apertura del Seminario San Juan de Capistrano, un espacio único en el cual el Obispado Castrense tiene como objetivo formar a los futuros capellanes castrenses de nuestro país.

La misa fue presidida por el Obispo Castrense, monseñor Santiago Olivera, acompañado por los capellanes mayores de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y presbíteros pertenecientes al Obispado. En representación del jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Xavier Julián Isaac, asistió el secretario general de la Institución, brigadier Fernando Mengo.

Durante el evento se llevó a cabo la puesta en funciones de los sacerdotes que integran el equipo de formación de los seminaristas.

Al respecto, Noticias en Vuelo dialogó con el capellán mayor de la Fuerza Aérea, presbítero César Tauro, acerca de la importancia de esta iniciativa histórica.

“El Seminario San Juan de Capistrano es la casa de formación de los futuros capellanes castrenses de Argentina. El obispo castrense eligió ese nombre en honor al patrono universal de los capellanes militares o castrenses” , manifestó el padre Tauro.

Esta residencia es un espacio inédito en el que el obispado tiene como fin continuar con el acompañamiento espiritual de las Fuerzas Armadas y de Seguridad. “Hubo intentos a lo largo de la historia del obispado castrense, pero lo que tiene de original es que monseñor Olivera le ha dado la formalidad, la importancia, la trascendencia institucional que esto se merece”, explicó el capellán mayor de la FAA.

“Yo soy fruto de uno de los intentos anteriores que tuvimos en su momento como emprendimiento en Campo de Mayo, una residencia ya para seminaristas, y estudiábamos la parte académica en la Faculta de Teología de los Dominicos. En la actualidad los seminaristas castrenses que están en formación, que son 6, van a hacer la parte Académica en Devoto de forma virtual, aunque debería ser áulica, pero debido a la pandemia no es posible de momento”, comentó el presbítero.

La residencia se encuentra ubicada en un predio en Parque Patricios perteneciente al Ejército en comodato al Obispado Catrense. El lugar se llama San Juan Pablo II y está dividido en dos plantas: “en planta baja estamos los capellanes mayores, el vicario general y otros sacerdotes de distintas Fuerzas, mientras que en planta alta se encuentra el Seminario Castrense, la residencia de los seminaristas castrenses, futuros capellanes de las distintas Fuerzas”.

LA FORMACIÓN DE UN SEMINARISTA CASTRENSE

Según lo informado por el padre Tauro, en la actualidad el Seminario está compuesto por 6 integrantes:“2 de ellos empezaron el curso introductorio, mientras que los 4 restantes ya vienen formándose en el Seminario de Mercedes Luján, que antes nos cobijaba”.

“Ellos en el seminario tienen un rector, que es el padre Daniel Díaz Ramos de la Gendarmería Nacional, y un vicerrector, que a su vez es el rector de la catedral castrense Stella Maris. Además cuentan con directores espirituales, como el vicario general, el capellán mayor de Gendarmería, entre otras personas que se encuentran al servicio de la formación de los seminaristas. Esto nos involucra a todos los capellanes mayores de las distintas Fuerzas porque cada uno de nosotros tenemos asignada una tarea oportunamente”, explicó el capellán mayor de la FAA.

“La formación de un seminarista futuro Capellán tiene varios aspectos: la formación humana, espiritual, académica y pastoral. En las pasantías pastorales, es donde irán adquiriendo conocimiento de lo que es el ámbito de nuestra familia castrense con la idiosincrasia que cada una tiene en su fuerza respectiva”, manifestó Tauro y agregó: “además, van a recibir formación específica castrense de quien el obispo crea correspondiente, siempre teniendo como objetivo la formación de los futuros capellanes para poder servirlos a ustedes, que son los que defienden a nuestra patria. Teniendo en cuenta que hablamos de una vocación muy peculiar, la del ámbito militar, aquel que se está formando para ser sacerdote en este entorno castrense también debe tener incorporada esa peculiaridad”.

Asimismo, los seminaristas llevan a cabo su pasantía pastoral en las distintas Fuerzas. En el caso de la FAA, el seminarista Luis Villafañe se desempeña en el Barrio Aeronáutico de El Palomar, I Brigada Aérea.

La duración de la formación de un seminarista es de 7 a 8 años y, al finalizar esta etapa, el obispo castrense definirá cuál será su destino teniendo en cuenta las necesidades de cada Fuerza y el perfil de cada uno de ellos.

Por último, el padre Tauro concluyó:“nosotros sabemos que, por la vocación que abraza el hombre y la mujer de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, tiene que estar dispuesto a desplegarse cuando la Patria lo convoque. Por esta razón, valoramos la iniciativa de nuestro obispo castrense en la que se decidió ofrecer a nuestros seminaristas una formación más específica centrada en el rol que cumplen los integrantes de las diferentes Fuerzas y el acompañamiento a sus familias” .


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS