“BIG BAND”: EL REGRESO


Más de dos décadas después, la Big Band de la Fuerza Aérea Argentina brindó su primer concierto en el hall central del Edificio Cóndor
Por 1er. Ten. Laura Pereyra. Fotos: C. Zelma Nachef
ingrese descripcion de la imagen


La expresión en inglés “Big Band” alude a una gran banda conformada por unos 20 músicos, como las que surgieron en los ‘20 pero que tuvieron su etapa de oro entre las décadas del ‘30 y el ‘50.
En pleno contexto de pandemia, las bandas militares también tuvieron que readaptarse y, al trabajar con el sistema de burbujas, la reactivación de la Big Band de la Fuerza Aérea Argentina fue una de las opciones más acertadas para brindar conciertos con agrupaciones reducidas.

La primera banda con estas características había sido formada a fines de los años ‘70 por el vicecomodoro (R) Víctor Vergara y se desprendía de la Orquesta de Concierto que él mismo dirigía, funcionando de manera permanente hasta el año 2000.

Después de más de dos décadas, a fines del mes de septiembre la Big Band volvió a presentarse con un show en el hall central del Edificio Cóndor como parte de un ciclo de conciertos que se extenderán hasta fin de año. Dirigida por el suboficial principal Hernán Ghiotto, hoy recibe el nombre de “Suboficial Ayudante José Martín Aspiazu”, en homenaje a un ex saxofonista que integró la banda anterior y falleció hace cinco años.

Con un repertorio musical que se corre del convencional, dejando de hacer solo jazz o música instrumental e incorporando distintos géneros musicales como tango y baladas, incluso acompañados por la voz de una cantante civil, la Big Band actual cuenta con una variedad de instrumentos como saxos, trompetas, trombones, bajo, piano, batería y guitarra y con nuevos músicos que, entre suboficiales subalternos y personal civil de la Guarnición Aérea Buenos Aires, suman un total de 14.
“Gracias a las incorporaciones zonales que se hicieron a través de la Dirección General de Educación y la Secretaría General, se han reunido músicos de gran nivel que ya vienen preparados. Esto no solo permite nutrirnos en calidad y cantidad de personal profesional sino que además aceleró el proceso de rearmado de la Big Band y logramos presentarnos con solo un mes de ensayo”, asegura Ghiotto.

Hoy los integrantes de la Big Band esperan seguir creciendo y dejan las puertas abiertas para aquellos que pertenezcan a bandas de otros organismos y quieran sumarse.

“Es muy lindo ver que el espíritu de los músicos es el mismo que hace 20 años (…). Aunque el objetivo de este ciclo de conciertos es netamente cultural, la idea es que el personal pueda desconectar un poco, salir de la rutina y pasar un momento agradable. Como digo siempre, ‘la música nos cura el alma’. Mirando el vaso medio lleno y medio vacío, la pandemia permitió que esta banda vuelva al ruedo”, finalizó el suboficial.

Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS