EGRESO DE LA PROMOCIÓN 87° DE LA ESCUELA DE AVIACIÓN MILITAR


Los jóvenes oficiales recibieron su despacho en un emotivo acto
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: C Zelma Nachef


El 10 de diciembre en el Cuerpo de Cadetes se llevó a cabo el egreso de la Promoción 87° de la Escuela de Aviación Militar.

El evento fue presidido por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general Xavier Julián Isaac, acompañado por el subjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier mayor Pedro Girardi; el subjefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Hugo Schaub; el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Palumbo; el director general de Educación, brigadier César Cunietti; brigadieres en actividad y situación de retiro, destacadas autoridades de las Fuerzas Armadas, veteranos de Guerra de Malvinas, familiares e invitados especiales.

La ceremonia comenzó con el ingreso de la Bandera de Guerra del Instituto seguido de la entonación del Himno Nacional Argentino junto con la invocación religiosa del capellán de la EAM, presbítero Pablo Vilca, quien realizó la bendición de los despachos de los flamantes egresados.

Posteriormente, el director de la Escuela, brigadier Gustavo Pérez Ortiz, pronunció palabras alusivas: “Nos encontramos reunidos para asistir al segundo egreso de noveles oficiales de la Fuerza Aérea Argentina que tenemos que realizar durante este año, fruto del reacomodamiento efectuado por causa de la pandemia por el COVID-19 que nos afectó durante todo este último tiempo y que hizo egresar tardíamente a la Promoción anterior a ustedes en el mes de julio de este año”.

En su discurso manifestó los desafíos que tuvieron que atravesar los jóvenes egresados para poder cumplir su sueño de ser parte de la Institución.

“Hoy están aquí, sentados en su ansiado egreso con la satisfacción de haber superado todos esos obstáculos y nosotros viendo con orgullo a nuevos oficiales que transformaron esos desencantos en virtudes”, afirmó el brigadier y agregó: “es ese el temple que la Institución necesita ver en sus hombres y mujeres, personal que no se rinde ante la adversidad ni los desafíos coyunturales, temple que reafirma su vocación de pertenecer y de alcanzar metas”.

“Siéntanse orgullosos de este logro, siéntanse dignos de ser oficiales de la Fuerza Aérea Argentina, herederos de las glorias y tradiciones inscriptas hace 39 años con la sangre de nuestros héroes en la Gesta del Atlántico Sur, cuyos laureles son para nosotros una inspiración constante para el servicio de la Patria, capacitados para actuar en defensa de los intereses vitales de la Nación y de esta sociedad a la que pertenecemos y nos debemos”, declaró Pérez Ortiz.

Finalmente el director se dirigió a los familiares y seres queridos de los flamantes egresados a quienes les agradeció por su apoyo incondicional: “Estoy seguro que más allá de la alegría que sienten ustedes en este momento de ver a sus hijos hoy aquí, es más fuerte el orgullo de verlos con la meta alcanzada, vistiendo el uniforme que los distingue como oficiales de la Fuerza Aérea Argentina”.

“Gracias por confiarnos su formación, a partir de hoy verán como día a día y año a año ellos van a ir perfeccionándose en las diferentes especialidades, acrecentándose su vocación de verdaderos soldados, basada en una férrea vocación de servicio”, concluyó el brigadier.

Luego, los egresados se pusieron de pie para escuchar al titular de la Fuerza Aérea Argentina, quien pronunció la fórmula de rigor “Subordinación y Valor”.

Posteriormente, se realizó la entrega de despachos y premios a los flamantes oficiales, uno de los momentos más esperados de su carrera.

Al finalizar la ceremonia, las autoridades se acercaron a saludar a los egresados y se llevó a cabo la foto final de egreso.

Seguidamente, fue el turno de los familiares quienes celebraron este logro tan ansiado con lágrimas de emoción, abrazos y un profundo orgullo.

EN PRIMERA PERSONA

Uno de los protagonistas de la ceremonia fue el alférez Jorge Marker, primer promedio de la Promoción, quien explicó que “este día es el fruto de 4 años de esfuerzo, donde hicimos muchos sacrificios (…) hoy damos fin a una etapa pero es el comienzo a una muy importante: portar este uniforme y poder empezar a contribuir en la defensa de la Nación y a la Fuerza Aérea Argentina”.

Por su parte, la alférez Mariel Venencia manifestó que su motivación para ingresar fueron los testimonios de “los veteranos de guerra de Malvinas, las historias que contaban, tanto en los documentales como en los libros. Fue lo que me hizo despertar esa voz interior que me dijo que tenía que estar acá, que tenía que contribuir desde mi lugar, perfeccionándome cada día y seguir los valores que tuvieron ellos de entregar su vida por la Patria”.

Al hablar sobre su futuro, el alférez Marker declaró que eligió la especialidad Logística mientras que la alférez Venencia se inclinó por la defensa antiaérea. Ambos coinciden que uno de los motivos de su elección es el estrecho vínculo que tienen estas especialidades con el personal militar subalterno.
Asimismo, los jóvenes oficiales compartieron su experiencia durante su etapa como cadetes para inspirar a los futuros integrantes de la Fuerza Aérea Argentina.

Al respecto, Marker afirmó: “No es fácil, es algo que implica mucho sacrificio, pero el resultado compensa todo. Hoy estamos viendo el resultado de todo lo que hemos hecho, lo vale y con creces”.

Por último, la alférez Venencia concluyó: “Nunca bajen los brazos, van a haber momentos que van a querer abandonar pero son pruebas que les pone la vida para ver si realmente son para esto, sigan adelante, con esfuerzo todo se logra”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS